Patrocinado por

Amplio apoyo en la Eurocámara a proteger las latas de atún de la apertura del mercado a Tailandia

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

MONICA IRAGO

Piden a la Comisión que se realice un riguroso análisis de impacto

25 may 2023 . Actualizado a las 04:46 h.

Desde que trascendió que la Comisión Europea había retomado las conversaciones con el Gobierno de Tailandia para formalizar un tratado de libre comercio que quedó en suspenso tras un golpe de Estado en el país asiático, la industria conservera gallega ha sumado una preocupación más a las muchas que ya tiene. Tanto, que a través de la patronal del sector, Anfaco, emprendieron una ronda de contactos con las instituciones nacionales y comunitarias en busca de protección para su principal producto de una virtual alianza con el que es el primer productor mundial de conservas de atún. Su intención es que las latas de pescado y marisco se consideren productos sensibles y queden al margen de un hipotético acuerdo comercial, dado el perjuicio que podría tener en el tejido industrial transformador una avalancha de conservas de atún tailandés sin aranceles. Ni que decir tiene que Galicia, principal región de Europa en la transformación de túnidos, resultaría gravemente afectada, a decir de Anfaco.

Y al menos una de las gestiones acaba de cosechar éxito. La Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara aprobó por un amplio margen (55 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención) el informe sobre el acuerdo de asociación entre Bruselas y Bangkok que recogía varias enmiendas presentadas por el eurodiputado gallego Francisco Millán para blindar las conservas de pescado comunitarias.

Estudios de impacto

En un comunicado, Millán Mon explica que entre el texto aprobado se incluye la petición a la Comisión de que «cualquier acuerdo bilateral de libre comercio entre la Unión Europea y Tailandia vaya precedido de rigurosos estudios de impacto sobre la sostenibilidad y un análisis detallado de las posibles repercusiones económicas, sociales y medioambientales».

Asimismo, el informe reitera la petición del Parlamento Europeo (ya recogida en otros informes, aclaró el eurodiputado gallego) de considerar las conservas de pescado y mariscos como «productos sensibles» y, de esta forma, evitar que las latas que del país asiático puedan llegar al mercado europeo libres de aranceles. Si no se observan esas medidas de protección, «un acuerdo de libre comercio entre la UE y Tailandia podría suponer una seria amenaza para la industria de conservas de pescado y mariscos de la Unión, fundamental en varias regiones costeras —como Galicia— por su importante papel creador de empleo y riqueza», subrayó Millán Mon.