Patrocinado por

Bruselas se resiste a cambiar la definición de pesca de bajura

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Martina Miser

La Eurocámara propone crear un fondo de compensación para cubrir los períodos de inactividad de los pescadores artesanales

20 ene 2023 . Actualizado a las 04:45 h.

No estaba el comisario de Pesca, Virginijus Sinkevicius, para escuchar ese SOS que lanzaron el miércoles los eurodiputados por la pesca de bajura, que se desinfla por toda Europa, sea en Galicia, en Rumanía o en la Martinica... Quedó de hacérselo llegar la comisaria de Transportes, Adina Valean, que aseguró en la sesión plenaria ver con buenos ojos cualquier contribución para apuntalar un segmento que engloba al 75 % de la flota comunitaria y al 50 % de las tripulaciones. Porque en esa línea va el informe aprobado ayer en la Eurocámara por 408 votos a favor, 66 en contra y 44 abstenciones. Redactado por João Pimenta Lopes, de la Izquierda Unitaria Europea (GUE), propone, entre otras cosas, crear un fondo de compensación salarial para cubrir los ingresos perdidos por amarres derivados de vedas o prohibiciones de pesca, que computarían como trabajo real a efectos de cotizaciones sociales y del cálculo de la pensión de jubilación.

Es solo una de las fórmulas propuestas para evitar la desbandada que se está produciendo en un segmento de flota vital para la garantizar la seguridad alimentaria y que es la columna vertebral de las poblaciones costeras. Acortar la cadena comercial eliminando intermediarios, dejar esta flota al margen del impuesto que se pretende aplicar al combustible pesquero y propiciar un mayor acceso de esta a las ayudas del Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA) son otras de las vías para apoyar a este sector. En este sentido, la Eurocámara sugiere sustituir el actual sistema por otro de prefinanciación, en vista de que la pesca costera artesanal apenas acapara el 7 % de ese fondo: «Ni un cuarto de los fondos para tres cuartos de la flota», apuntó Pimenta Lopes.

Diversidad

Claro que antes habría que aclarar qué es pesca costera artesanal, porque no todos entienden lo mismo. Para Bruselas, toda aquella que se realice en barcos de menos de 12 metros de eslora. Y así seguirá siendo, a pesar de las advertencias que lanzaron los eurodiputados de que es una definición demasiado simplista para abarcar la diversidad que hay dentro de lo que en Galicia se llama bajura. Pero ahí pincha en hueso con el Ejecutivo comunitario. Precisamente por esa disparidad de flota es difícil cambiar esa definición. Valean recordó que el nuevo FEMPA recoge líneas específicas de apoyo a la bajura y abogó por modernizar una flota que, recordó Pimenta Lopes, tiene una edad media de 32 años y medio. Eso sí, la comisaria remarcó la línea roja que, en la práctica, es la que frena la renovación de la flota: la imposibilidad de incrementar tonelaje y capacidad de arqueo.

Que hay una línea específica para la bajura lo sabe el popular Gabriel Mato, no en vano fue ponente del reglamento del FEMPA. «Argumentos, hay; previsiones legales, también, solo falta voluntad para hacer efectivo ese apoyo y permitir modernizar la flota», dijo. Su compañero de grupo político, el gallego Francisco Millán Mon, resaltó la necesidad de que se reconozca jurídicamente a las cofradías en pie de igualdad con las organizaciones de productores, que sí tienen acceso a fondos.

La nacionalista, Ana Miranda, reclama que se reconozca la singularidad de la bajura y quede al margen de los TAC (totales admisibles de captura) y cuotas.