Patrocinado por

La falta de acuerdo con su principal proveedor pone a Hiperxel al borde del concurso de acreedores

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

César Quian

Los trabajadores de la cadena de congelados se reúnen en asambleas el domingo para estudiar acciones judiciales

12 nov 2022 . Actualizado a las 14:28 h.

La cadena de congelados Hiperxel se ve abocada al concurso de acreedores después de que Norgestión —en nombre de los fondos Resilience Partners (Madrid) y Certior Credit Opportunities Fund (Finlandia)— certificase ayer a los representantes de los trabajadores que no ha fraguado el acuerdo con el que es su principal proveedor, la empresa Iberconsa —antiguo propietario de la cadena de congelados— y, por tanto, la operación de reflotamiento ideada hace unos meses se antoja inviable. La salida más plausible es el concurso de acreedores, según explicaron fuentes del comité de empresa.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los alrededor de 300 trabajadores que conforman la plantilla, que había dado un voto de confianza a los inversores cuando desapareció el grupo Vinova y su antiguo administrador, Juan Villamizar. Que los nuevos responsables comenzasen su periplo inyectando liquidez para poner las nóminas al día infundió esperanzas a unos empleados que siguieron atendiendo las 109 tiendas que la cadena tiene en Galicia a pesar de la clamorosa falta de mercancía que dispensar.

Pero tras recibir lo que tenían atrasado de la nómina de agosto, los trabajadores no volvieron a ingresar salario alguno. «Nos han dado falsas expectativas», señalaban ayer fuentes del comité de empresa visiblemente defraudadas.

Reunión urgente

Fueron los representantes de los trabajadores los que reclamaron una reunión urgente con los responsables de la compañía —la gerente de Xeldist y los responsables de Norgestión— para conocer la situación. Fue en ese encuentro cuando los directivos explicaron la falta de acuerdo con el proveedor y el posible concurso de acreedores. Otras fuentes, sin embargo, hablan de que podría ser una forma de presionar a Iberconsa para que se comprometa a seguir siendo proveedor, dado que ya habrían obtenido avales bancarios para obtener liquidez.

Los trabajadores han sido convocados a sendas asambleas el domingo —que se celebrarán en A Coruña y en Tui— para exponer la situación y decidir posibles actuaciones que pueden emprender. La plantilla había desconvocado las movilizaciones que había previsto cuando los fondos de inversión que tomaron las riendas se plantean ahora retomarlas o actuar por la vía judicial.