Patrocinado por

Se hunde frente a Viana do Castelo un velero francés tras una interacción con orcas

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Los cuatro tripulantes fueron rescatados ilesos por otra embarcación que navegaba por las inmediaciones

02 nov 2022 . Actualizado a las 16:50 h.

El velero de bandera francesa Smousse, con cuatro navegantes a bordo, se hundió este 1 de noviembre a unas 14 millas (26 kilómetros) al oeste del puerto de Viana do Castelo (al norte de Portugal), supuestamente por los daños que el casco sufrió tras una interacción con orcas. Las embestidas de los cetáceos contra la embarcación habrían ocasionado una vía de agua que acabó echándola a pique. El yate, de 12 metros de eslora, había zarpado del puerto de A Coruña el domingo, 30 de octubre.

El Centro de Coordinación de Búsqueda y Salvamento Marítimo de Lisboa recibió una alerta pasadas las doce del mediodía. El aviso comunicaba que el velero corría un riesgo serio de hundirse, por lo que movilizaron al personal de la base de Viana do Castelo, desde donde zarpó la lancha de rescate Atento. Cuando llegaron al lugar indicado, comprobaron que los tripulantes habían sido rescatados por otro velero que navegaba por las inmediaciones. Todos se encontraban en buen estado de salud y no precisaron asistencia médica, según informó la Autoridad Marítima Nacional de Portugal.

La embarcación accidentada acabó hundiéndose y los miembros de la base de Salvamento de Viana recogieron desde la Atento numerosos restos del naufragio, pero no encontraron indicios de contaminación. Desde la estación de Salvamento se están emitiendo avisos a los navegantes para que extremen la precaución al navegar por la zona.

Por lo que ha trascendido, sería el segundo naufragio atribuido a las orcas en las más de 300 interacciones registradas desde el 2020, cuando parte de los alrededor de cincuenta ejemplares de esos cetáceos comenzaron un comportamiento inédito que trae en vilo a los navegantes recreativos y a los científicos que lo investigan. El anterior ocurrió el 1 de agosto, cuando cinco personas de nacionalidad portuguesa se vieron forzadas a saltar al bote salvavidas y las rescató un pesquero. Sin lesiones, pero con un gran susto, sucedió a once kilómetros de la costa portuguesa de Sines (160 kilómetros al sur de Lisboa). Las acometidas de las orcas contra el timón dañaron el eje de cola y ocasionaron una vía de agua que acabó anegando el velero.

Orcas avistadas en la ría de Arousa, en una imagen de archivo

Los expertos aconsejan por primera vez navegar marcha atrás para disuadir a las orcas

Somos Mar

Sin gobierno, con el timón dañado, la Salvamar Mirach, de Salvamento Marítimo, remolcó este 16 de septiembre a Cangas do Morrazo al velero inglés Christin, dañado por las orcas cuando navegaba al oeste de las islas Cíes con cuatro tripulantes. Dos días antes, al yate polaco Flying Polishman, con cinco tripulantes, una orca le destrozó el timón y le provocó una vía de agua a unas 15 millas al oeste de Corrubedo, desde donde la Salvamar Regulus lo remolcó al puerto de Muros. Esos dos incidentes pusieron punto y final a la tregua más larga en meses de unos cetáceos de los que no hubo noticias en los doce días.

Seguir leyendo