Patrocinado por

La Xunta pedirá al Gobierno que recurra el veto de Bruselas a la pesca de fondo

Manuel Varela Fariña
m.varela SANTIAGO / LA VOZ

SOMOS MAR

Alfonso Rueda, en una imagen de archivo tras un Consello de Xunta.
Alfonso Rueda, en una imagen de archivo tras un Consello de Xunta. Sandra Alonso

Rueda califica de «absolutamente prexudicial» la decisión de la Comisión tras mantener una reunión con representantes del sector y servicios jurídicos de la Xunta

20 sep 2022 . Actualizado a las 18:03 h.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció este martes que el Gobierno gallego solicitará al Gobierno que recurra ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el veto de Bruselas a faenar en 87 áreas a partir del 9 de octubre, lo que afectará a 200 buques gallegos y unos 500 en todo el Estado. Tras una reunión entre la Xunta, servicios jurídicos y representantes del sector, Rueda reconoció que la vía del recurso «nón é sinxela», pero confía en conseguir la revocación del reglamento con el apoyo del resto de comunidades autónomas y el Estado, que ya había votado en contra de la posibilidad de publicar esta norma.  

«Temos que acertar coa lexitimación para que o recurso poida ser admitido», manifestó el presidente gallego sobre la decisión de que sea el Gobierno español quien recurra ante el TJUE. Calificó de «absolutamente prexudicial» la decisión adoptada la semana pasada por Virginijus Sinkevicius, eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, al imponer un veto a todas las artes en contacto con el fondo. «Non acabamos de crer que se tomara finalmente. Todo segue o seu curso a pesar de que houbo reunións e se deron moitos argumentos de por que non se debía tomar esta decisión. Non valeu de nada», continuó Rueda, que se dirigirá esta tarde al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para comunicar el rechazo de la Xunta que se debatirá mañana en Madrid con Alicia Villauriz, secretaria general de Pesca, y el resto de consejeros de pesca de las comunidades autónomas. 

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, indicó que es el Ejecutivo central quien «está lexitimamente autorizado para presentar o recurso», además de las empresas afectadas. «O que se traslada ao sector é que a Xunta será coadxuvante nese recurso», aseguró Quintana, que recordó que Francia e Irlanda «poden estar nesa mesma liña e esperamos que se manteñan no non». 

Quintana apuntó también a la «maneira estrana» de actuar de la Comisión Europea, ya que la Xunta «descoñece» los estudios socioeconómicos en los que se basó el veto a la pesca de fondo. «A regulación europea di que hai que ter en conta no mesmo nivel os estudos científicos, sociais e económicos. Descoñecemos se existen. Non se aportou ningún», reprochó.  

En la cumbre mantenida esta mañana en la sede de la Xunta también participaron el secretario xeral de Pesca, Antonio Basanta, y responsables de los servicios jurídicos y técnicos del Gobierno gallego. Compartieron mesa con catorce representantes del sector, entre ellos el presidente de la Federación Nacional de Confrarías, Basilio Otero; el gerente adjunto de Arvi, Hugo González; Jesús Lourido, gerente de Productores Pesqueros de Celeiro; o Daniel Voces, director general de la patronal pesquera europea, Europêche. 

 

El cierre de las 87 áreas a la pesca de fondo zarandea como un tren de temporales a barcos de Gran Sol como este de Celeiro en la bocana de la ría de Viveiro (foto de archivo)

Cientos de barcos serán expulsados el 9 de octubre de 87 zonas de pesca

S. S. / E. A.

Basándose en la huella que dejó el arrastre de fondo entre el 2009 y el 2011, así como en informaciones del 2019 y del 2020 sobre las zonas donde se sabe o se supone que puede haber ecosistemas marinos vulnerables, la Comisión Europea expulsará el próximo 9 de octubre a cientos de barcos gallegos, españoles y de otros países de 87 áreas de España, Portugal, Francia e Irlanda. Se les prohibirá volver a lanzar los aparejos en un total de 16.419 kilómetros cuadrados, parte de los caladeros donde faenan cientos de barcos, «arredor de 200 de capital galego», según la Consellería do Mar, y «unos 500» españoles, estima la patronal Cepesca. Aplaudido por oenegés ambientalistas, Virginijus Sinkevicius, eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, impone un veto a todas las artes en contacto con el fondo que, de no mediar rectificación de la Comisión, aboca a quienes lo rechazan a impugnarlo ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). 

Seguir leyendo