Patrocinado porPatrocinado por

Galicia pide mecanismos para evitar el monopolio de las cuotas y la especulación

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Varios comparecientes aludieron a lo traumático que fueron los repartos. Torcuato Teixeira recordó la acampada de la flota del cerco gallego en protesta por la distribución de los cupos de caballa en base a criterios históricos
Varios comparecientes aludieron a lo traumático que fueron los repartos. Torcuato Teixeira recordó la acampada de la flota del cerco gallego en protesta por la distribución de los cupos de caballa en base a criterios históricos SANDRA ALONSO

Quintana aboga por una revisión completa de la Ley de Pesca Sostenible

09 sep 2022 . Actualizado a las 04:45 h.

El mismo presidente de la Comisión de Agricultura y Pesca del Congreso lo dijo: «Hoy es el día de Galicia». Porque la mayoría de los que comparecieron ayer para dar su opinión sobre la Ley de Pesca Sostenible o representaban a la pesca gallega, o eran gallegos representando al sector español en su conjunto. Como la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, o el presidente de las cofradías de España, Basilio Otero.

Por Galicia habló su conselleira, Rosa Quintana, que aclaró que más que en calidad de mandataria lo hacía como portavoz de la opinión mayoritaria de la pesca de la comunidad, esa que se plasmó en un dictamen del Consello Galego de Pesca y que, en definitiva, pide una revisión completa del texto legal al que estos días le han llovido más criticas que elogios. Además, esa nueva redacción tiene que salir de un diálogo con los afectados que avance en seguridad jurídica —tacha recurrente— y que dé respuesta a las necesidades de la flota.

El actual texto no solo no da esa respuesta sino que lo enreda en una maraña legal al derogar solo en parte la Ley de Marítima del 2001, entrar en cuestiones que son competencia de las comunidades autónomas y, al mismo tiempo, redactar proyectos de reales decretos, como el de ordenación pesquera o la pesca de recreo en aguas exteriores.

De que hay que actualizar un texto al que le han pasado más de veinte años por encima Quintana no tiene duda. Lo que cuestionó por boca de Galicia es si es este el momento oportuno, ahora que se está a las puertas de una revisión de la política pesquera común que podría dejar obsoleta la ley nada más salga publicada en el BOE (Boletín Oficial del Estado).

Antimonopolio

En cuanto a la controvertida cuestión sobre si el texto proporciona o no seguridad jurídica a la flota, la opinión de Galicia se alinea con los que ven en el texto una amenaza para las inversiones ya hechas en el sector. Interpreta, como la patronal Cepesca, que se abre la puerta a modificar repartos ya realizados, aunque admite que se necesitan mecanismos que impidan la acumulación de cuotas y su uso meramente mercantil y especulativo.

En este sentido, Quintana propuso incluir en la ley una limitación del porcentaje de cupos que puede concentrar una determinada empresa y que se aborde un estudio para conocer por qué se producen esos excedentes de cuota para poder actuar y atajar tanto las situaciones monopolísticas como la especulación.

Como otros ponentes, la conselleira consideró excesivo ese porcentaje del 10 % que se reserva el Estado, pues, según dijo, supone acaparar 50.000 toneladas al año, que vienen siendo, así a ojo, 170 millones de euros según el precio medio del pescado en las lonjas gallegas. Lo sabrá en cuanto tenga ese informe jurídico que la Xunta ha encargado sobre la consideración de los derechos de pesca como bien demanial.

Otra crítica gallega es que la Ley de Pesca Sostenible escora hacia la vertiente medioambiental, «diez veces más presente que la económica y social» en el texto.