Patrocinado porPatrocinado por

El BNG pregunta al Gobierno si renuncia ya a bajar al pecio del Villa de Pitanxo

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Luis Millán | EFE

Inquiere por las razones que han llevado al Ejecutivo a encargar una réplica del pesquero para simular el naufragio y establecer las causas

06 sep 2022 . Actualizado a las 04:47 h.

La publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de un anuncio para contratar la construcción de una maqueta réplica del pesquero del Grupo Nores que en febrero pasado se hundió frente a Terranova ha dejado descolocados a los familiares, que desconocían la intención del Gobierno de simular el hundimiento del Villa de Pitanxo en un canal en lugar de bajar al pecio como llevan reclamando desde los días posteriores a la tragedia. Esa decisión ha abierto muchos interrogantes entre los allegados a los víctimas, algunos de los cuales han quedado plasmados en una pregunta al Gobierno presentada por BNG para su respuesta por escrito. Una interpelación firmada por el diputado gallego Néstor Rego —adscrito en el Congreso al Grupo Plural—, en la que el nacionalista se interesa por las razones han llevado al Gobierno a seguir negando la bajada al pecio para grabar e inspeccionar el pecio del pesquero.

Pregunta asimismo si el Ejecutivo considera que una simulación de las condiciones marítimas en las que se produjo el accidente puede sustituir a la inspección directa del buque y, sobre todo, si va a rectificar en su decisión de no enviar medios al fondo del Flemish Pass para obtener pruebas sobre la situación del buque o ya ha renunciado definitivamente a bajar al pecio.

Rego también plasma entre interrogantes otra inquietud de los familiares:

¿Por qué no se informó a los familiares de la decisión de construir una maqueta para investigar qué ocurrió el 15 de febrero a bordo del barco? Los allegados de las víctimas se reunieron a finales de julio con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y esta no dijo ni una palabra de la intención de simular el naufragio en un canal y, conociendo los tiempos de la Administración, Rego tiene casi por seguro que «ya estaba avanzada su tramitación». Y ahí enlaza la última cuestión al Gobierno: ¿Apostarán por una mayor comunicación y transparencia en la relación con las familias de los marineros fallecidos en el naufragio informándolos de todas las novedades y actuaciones que se realicen al respecto?

El diputado nacionalista alude en su pregunta a que la investigación pericial de la Ciaim 
(Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos) debe estar finalizada en un año a contar desde la fecha del naufragio, por lo que, apunta, «es necesario agilizar todas las pruebas y trámites pendientes para obtener las conclusiones finales que serán complementarias de las que se realice en la investigación penal, entre las que debe considerarse el descenso hasta el barco hundido».