Patrocinado por

El naufragio del Villa de Pitanxo se recreará con una maqueta en lugar de bajar al pecio

Javier Romero Doniz
J. Romero VIGO / LA VOZ

SOMOS MAR

Una imagen del Villa de Pitanxo, el barco de Marín que naufragó en Terranova
Una imagen del Villa de Pitanxo, el barco de Marín que naufragó en Terranova

Las conclusiones del estudio, que se realizarán en un canal de agua, tardarán cuatro meses

03 sep 2022 . Actualizado a las 04:40 h.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha contratado la construcción de una réplica del pesquero gallego Villa de Pitanxo para, en un canal de agua, recrear las condiciones que pudieron ocasionar el hundimiento de la embarcación, ocurrido 250 millas de Canadá el 15 de febrero de este año y en el que fallecieron 21 tripulantes.

La eslora del modelo que se construya para las pruebas no será inferior a 1,75 metros ni superior a 4,25. Además, «se ajustará fielmente a las formas del casco y la superestructura del buque». Asimismo, «se modelizarán con especial cuidado la rampa de popa, la cubierta de trabajo a popa del puente, el espardel [plataforma saliente hacia la popa], y las superestructuras laterales de la cubierta de trabajo», recoge el pliego de prescripciones técnicas adjudicado por el citado ministerio al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas, dependiente del Ministerio de Defensa.

La iniciativa surge a petición del órgano que investiga pericialmente las causas del naufragio —la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim)—, del que todavía no han podido recuperarse doce cuerpos de los 21 tripulantes muertos en el naufragio.

Se trata de un ejercicio de reconstrucción que suple la negativa del Gobierno de España a desplazar un barco hasta la zona del hundimiento, a 450 millas de Terranova, para inspeccionar el exterior del pecio con un robot, tal y como se ha hecho con otros barcos hundidos.

El contrato establece que se realizarán como mínimo los ensayos siguientes: dos condiciones de carga distintas y dos puntos de inundación diferentes (todos a determinar por la Ciaim). También se recreará la navegación con mar de aleta, arrastrando el arte. Asimismo, se simulará una parada de motor, quedando el barco al pairo y, a mayores, se recreará una situación con el buque parado, arte embarrado y cables tirantes. El coste de la simulación, según publica este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE), será de 60.000 euros. 

Antes de un año del naufragio

La investigación pericial de la Ciaim deberá estar finalizada en un año a contar desde la fecha del naufragio. «Por tal razón, para asegurar que el resultado de los ensayos está disponible con tiempo suficiente para su análisis en el contexto de la investigación, el plazo de ejecución del presente contrato será como máximo de cuatro meses». Los ensayos se ejecutarán en un canal de comportamiento en la mar regido que se guíe por los procedimientos de ensayo y extrapolación establecidos por la International Towing Tank Conference (ITTC). El personal de la Ciaim podrá asistir a las pruebas. Las conclusiones obtenidas por estos técnicos serán complementarias a la investigación penal, por ahora en la Audiencia Nacional, pero a la espera de determinar qué juzgado instruirá la causa que señala al patrón del Villa de Pitanxo, Juan Enrique Padín, como presunto responsable del hundimiento.

Decepción

Las familias de los tripulantes fallecidos, a través de su portavoz, María José de Pazo, consideran que «es decepcionante» que se opte por una maqueta en «un canal de ensayo» con oleaje para esclarecer el naufragio, por lo que están «muy defraudados». «¿Por qué se hace una maqueta y no se baja al pecio para grabar y concluir también lo que se dice que se va a hacer con esta recreación?», cuestiona, con el fin de «tener las causas más fortalecidas» de lo que ocurrió. Asimismo, se queja de que el pasado 26 de julio los familiares se reunieron con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en un encuentro en el que no les dijeron «absolutamente nada» de esta cuestión.

El Papa recibirá el miércoles a familiares de víctimas del Villa de Pitanxo

Somos Mar

El papa Francisco recibirá el próximo miércoles, día 7, a familiares de las víctimas del naufragio del Villa de Pitanxo, ocurrido el pasado 15 de febrero a 250 millas de Canadá.

La portavoz de los afectados, María José de Pazo, mostró el agradecimiento de las familias por el hecho el pontífice haya reservado el primer hueco tras las vacaciones para dar audiencia a los allegados de los 21 fallecidos en la tragedia.

De Pazo subrayó la circunstancia de que la convocatoria en el Vaticano coincide justo el día antes de que se produzca la votación en el Parlamento Europeo sobre la petición de los allegados de que se baje al pecio del Villa de Pitanxo para recabar pruebas sobre el naufragio.  

Seguir leyendo