Patrocinado por

Toquemos a rebato y defendamos la cadena mar-industria

Pablo Fernández Asensio ASESOR PESQUERO

SOMOS MAR

Imagen de archivo de un oceanógrafo midiendo un marrajo en el puerto de Vigo
Imagen de archivo de un oceanógrafo midiendo un marrajo en el puerto de Vigo Chelonia

08 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Parece que está de moda en los asuntos relacionados con la cadena mar-industria lo de «tirar para delante», como si fuese un eslogan tanto de la UE como del Gobierno.

Por ejemplo, con la tintorera, caella, quenlla o tiburón azul (Prionace glauca). Apoyando plenamente las aportaciones de los representantes del sector, conviene recordar que la ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) la identifica en una guía, igual que la Consellería do Mar en un manual del 2004, y seguro que hay más. Información más que suficiente para que no se confunda con otros tiburones en peligro y, por tanto, ese motivo no se puede aceptar para incluirla en el Apéndice II de CITES, como propone Panamá. Por su buena situación desde el punto de vista biológico o medioambiental, debería preocupar que la Comisión Europea y algún Estado miembro parezcan dispuestos a apoyar la propuesta. 

Y en relación con la protección de los tiburones, el hostigamiento de Greenpeace a dos barcos gallegos de palangre de superficie en el Atlántico norte debería catalogarse de «piratería». La UE y la ICCAT quizá deberían introducir al Arctic Sunrise, el buque de esa oenegé, en la lista de buques de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).