Patrocinado por

Juan Andrés Pérez asume el control de la ría de las 3.500 embarcaciones

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

SOMOS MAR

Martina Miser

El nuevo capitán marítimo promete trabajo y proximidad a la comunidad marítima de Arousa

03 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Si algo no falta en la Capitanía Marítima de Vilagarcía de Arousa es trabajo. A lo largo del año pasado, la institución que tramita todo lo relacionado con la flota y vela por la seguridad de la navegación en la ría gestionó 10.500 enroles y desenroles de marineros, despachó 6.350 buques, inspeccionó 1.200 embarcaciones y certificó alrededor 1.800 barcos. Este es el nivel de actividad que hereda Juan Andrés Pérez Pérez (Ribeira, 1977), el nuevo capitán marítimo de la demarcación arousana. Son datos que ayer proporcionó la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, en la presentación oficial de Pérez, a la que acudió junto a los concejales de Seguridade Cidadá, José María González, y Promoción Económica, Alba Briones. Un compromiso sobrevenido impidió que el alcalde, Alberto Varela, los acompañase.

A lo lago del encuentro, Larriba ofreció al capitán marítimo su colaboración «en todos aqueles asuntos da provincia que atinxan ás dúas institucións», una cooperación que Juan Andrés Pérez amplió al conjunto de la notable comunidad marítima de Arousa. «Coñece ben a casa», subrayó la subdelegada, en referencia a la trayectoria de Pérez, quien, entre otras funciones, ejerció como inspector de Seguridad Marítima en la Capitanía de Vilagarcía antes de desempeñar el mismo cometido en Vigo. Desde allí es desde donde se incorporó al cargo de máxima responsabilidad en la capital arousana, de momento en comisión de servicios hasta que el nombramiento se convierta en definitivo.

La carga de trabajo

Más allá del balance que ofreció por lo que respecta a los buques y sus necesidades de gestión, la subdelegada del Gobierno resaltó el hecho de que la carga administrativa de la institución arousana sea incluso mayor, puesto que los 26 funcionarios que hacen trabajar sus resortes atienden a una flota que supera las 3.500 embarcaciones, «ademais de coordinar a seguridade marítima e traballar na prevención da contaminación mariña».