Patrocinado porPatrocinado por

El remodelado puerto de Palmeira tendrá tres miradores y aparcamientos agrupados

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

CARMELA QUEIJEIRO

La primera fase de la actuación, que toma como referencia el anteproyecto de la Fundación RIA, tiene un presupuesto de 748.873

02 mar 2022 . Actualizado a las 18:09 h.

«Estamos interesados en recuperar el valor del espacio público», manifestó el arquitecto David Chipperfield durante la presentación de la primera fase del proyecto de remodelación del puerto de Palmeira. La actuación a realizar, en la que inicialmente se invertirán 748.873 euros, toma como referencia el anteproyecto elaborado por la Fundación RIA, creada por el propio Chipperfield para el desarrollo, en la ría de Arousa, de acciones integrales que promuevan la adecuación del entorno y la sostenibilidad. Mediante una reordenación viaria y de las áreas de aparcamiento, la transformación del área portuaria incrementará la operatividad para los trabajadores del mar y el atractivo para los visitantes.

La primera fase afectará a un espacio de 2.305 metros cuadrados, en una longitud de 365 metros que discurre a lo largo del borde litoral, entre la playa y el muelle. Fue la responsable de Portos, Susana Lenguas, la encargada de explicar los detalles en un acto en el que también intervinieron la conselleira do Mar, Rosa Quintana; el alcalde, Manuel Ruiz; el arquitecto de la Fundación RIA Manuel Rodríguez. En el público se encontraba el patrón mayor, Miguel Franco, quien acabada la exposición señaló que «a escollera xa tiña que estar fóra hai tempo».

Humanización, modernización y dotación de equipamientos son los pilares de una intervención consistente en ampliar la plataforma actual para aprovecharla al máximo posible. El arquitecto Manuel Rodríguez precisó que esta obra entronca directamente con el plan piloto de humanización de la travesía AC-305 a su paso por Palmeira, impulsado también por la Fundación RIA.

Mirador central en Palmeira
Mirador central en Palmeira Portos

De esta forma, se retirará el pretil de cemento de la escollera, recuperando el acceso al mar y eliminando barreras. Las aceras ganarán amplitud hasta los dos o tres metros, según indicó Susana Lenguas, quien también habló de la existencia de tres espacios que actuarán como miradores.

En la zona sur se colocarán unas gradas que permitan a los transeúntes contemplar la ría. En el centro del paseo habrá un balcón y en la parte más próxima al dique también habrá gradas. La barandilla de hormigón será sustituida por un muro que funcionará como banco.

En cuanto al entramado viario, contará con tres pasos de peatones elevados para que los vehículos reduzcan la velocidad y para garantizar la accesibilidad.

La distribución de los aparcamientos fue otro de los aspectos abordados, en este caso por Manuel Rodríguez. Precisó que habrá 95 plazas agrupadas «para evitar a actual barreira de vehículos e a desconexión co mar, favorecendo a continuidade de percorridos». Así, mencionó la implantación de estacionamientos disuasorios en la zona del polideportivo y junto a la playa, así como el establecimiento de áreas reguladas para residentes.

Simulación obra Palmeira
Simulación obra Palmeira Portos

La obra está financiada por la Consellería do Mar a través de Portos de Galicia, y una vez concluida será el Ayuntamiento de Ribeira el encargado de su mantenimiento. El alcalde, Manuel Ruiz, destacó que «estamos nun momento de transformación urbana no que Palmeira é o mellor exemplo con dúas obras de gran calado como son a humanización da travesía e a obra do peirao».

Por su parte, la conselleira Rosa Quintana recalcó que «queremos que o sector pesqueiro teña as mellores condicións para realizar o seu labor, pero tamén necesitamos recuperar a nosa esencia». Apostó por «deixar ás xeracións futuras una sociedade mellor» y fue clara al sentenciar que «sabemos que haberá colectivos aos que lles custe asumir este cambio. Hai que buscar a compatibilidade». También recalcó que en la realización de la obra «imos empregar os mellores materiais que temos en Galicia».

La segunda fase del proyecto afectará a la zona de trabajo pesquera, pero está en desarrollo.