Patrocinado por

El 90 % de la plantilla de Barreras no está trabajando en el inicio de la huelga

SOMOS MAR

Oscar Vázquez

Solo 15 trabajadores  se han desplazado para reanudar la construcción del Evrima en Santander

10 ene 2022 . Actualizado a las 17:17 h.

Solo la mitad de los trabajadores del astillero Hijos de J.Barreras que tenían que desplazarse a Santander para reanudar los trabajos de construcción del crucero Evrima han viajado a la capital cántabra para acometer sus tareas después del parón estival. El presidente del comité de empresa, Sergio Gálvez, ha señalado que hasta Cantabria han viajado unos 15 empleados y que el resto se ha quedado en Galicia, sumándose a la huelga que ha comenzado hoy en el astillero. El paro fue convocado por el sindicato que tiene la mayoría en el comité de empresa de la centenaria factoría.

La huelga va a ralentizar los trabajos a bordo del crucero que encargó la empresa The Ritz Carlton y que se construye ahora en Cantabria por los problemas de sobrecostes y de deudas que se generaron en Vigo. El 90 % de la plantilla de Barreras no está trabajando hoy por la huelga y por los expedientes de regulación de empleo que están en marcha y que se aplican de forma rotatoria.

Este previsto que los expedientes se mantengan hasta el verano. UGT convocó los paros para obligar a la empresa a que reciba a los trabajadores y dialogar sobre el futuro del astillero que tiene que encontrar un nuevo socio de referencia. Gálvez confía en que esta misma semana la empresa reciba al comité y puedan exponer sus puntos de vista sobre la continuidad de la plantilla con el nuevo propietario.

Hay varias ofertas sobre la mesa, desde Armón a Gondar y Marina Meridional, la compañía que es propietaria de astilleros San Enrique, la antigua Vulcano. UGT quiere que los nuevos dueños asuman el cien por cien de la plantilla y arguyen que hasta el momento han mantenido una postura tranquila precisamente para facilitar que llegase un nuevo comprador. «Todas las ofertas que se presenten tienen que tener un plan industrial y de empleo en el que haya futuro. Estamos esperando que la empresa se reúna con nosotros esta semana y que antes de que se tome una decisión se nos tenga en cuenta. No podemos destruir el empleo, nosotros hemos tenido un comportamiento serio porque si hubiésemos mantenido un conflicto no se habrían interesado por el astillero», señala Gálvez. El responsable de UGT Industria, Rubén Pérez, también apostilla que el comportamiento de la plantilla ha facilitado que se pueden formular ofertas.

En UGT esperan que esta semana se concrete en el juzgado de lo mercantil el futuro de las instalaciones y de la unidad productiva y recuerdan que la concesión del puerto está en vigor y que se tiene que vender la unidad productiva con ella. Rubén Pérez confía en que el astillero no se trocee en dos partes, la concesional y la privada ya que considera que ambas son necesarias para poder seguir desarrollando una actividad como hasta ahora.