Patrocinado por

Galicia regresa de Bruselas con menos merluza, pero más jurel, gallo y rape

E. Abuín / S. Serantes REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

GVA

España acepta los recortes del Atlántico y vota en contra de los del Mediterráneo

15 dic 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Para haber estado toda la noche en vela, el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, compareció muy bien peinado y despierto para explicar el resultado del último Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea. Quizás porque iba preparado para lo que le esperaba. Cuarenta horas antes de su comparecencia ya había adelantado que iba a ser una cumbre «larga y complicada». Y, desde luego, la que se cerró ayer por la mañana cumplió las expectativas con creces. Puede que no sea el récord en unas discusiones para fijar los totales admisibles de captura (TAC) y cuotas del año siguiente, pero se le acerca mucho.

Un Consejo del que no ha salido indemne la merluza de aguas ibéricas, que regresa de Bruselas no con la rebaja que se planteaba, pero con dentellada al fin y al cabo. La flota dispondrá de un 8 % menos para pescar en el 2022, en la que viene siendo su tercera rebaja consecutiva. Y todo por «un problema con la evaluación científica», dijo Planas. A pesar de ese recorte, el ministro valoró positivamente el resultado en general para los stocks del Atlántico. A fin de cuentas, lo que se le resta a la merluza malo sea que no se pueda compensar con intercambios de cuotas con Francia y Portugal y con los futuros incrementos de cuota, pues Planas se queda con el «compromiso de revisar el modelo de evaluación del stock» que permitirá abandonar definitivamente el enfoque de precaución, pues «datos históricos completos, con series de más de 30 años, avalan que se encuentra en buen estado».

FRANCOIS LENOIR

También se ha suavizado el recorte para la cigala al sur de Fisterra, se recorta en el golfo de Cádiz y se reabre la pesquería de cigala en la franja que va de Fisterra al golfo de Vizcaya con 14 toneladas. Eso sí, solo en la unidad funcional 31 (UF 31) — situada frente a Asturias, Cantabria y parte del País Vasco— a la UF 25, que se corresponde con Galicia, se le asignan 1.700 kilos (o eso espera el sector) para seguir estudiando la evolución del stock.