Patrocinado por

Frustración en el arrastre gallego por el consejo de no abrir la cigala frente a Galicia

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Bruselas mantiene el veto a la extracción de cigala para el 2019, cumpliendo los tres años previstos
Bruselas mantiene el veto a la extracción de cigala para el 2019, cumpliendo los tres años previstos Ana Garcia

Los informes científicos recomiendan que se siga manteniendo la veda

18 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Años -tantos como los que tiene un lustro- lleva el arrastre gallego, en especial el coruñés, trabajando para demostrar que hay cigala en la unidad funcional (UF 25), área situada en aguas gallegas de la zona VIIIc -que comprende desde Fisterra al golfo de Vizcaya- y que la prohibición de capturarla vigente desde el 2016 no está justificada.

Con ese objetivo, aportaron datos de captura para corregir errores que detectaron en los cálculos que había hecho el ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) y realizaron campañas anuales avaladas por el IEO para hacer ver a Bruselas que la especie está en condiciones de soportar una pesquería comercial. Y a pesar de todo el esfuerzo, la recomendación que han dado los científicos para el año que viene es de seguir manteniendo esa veda. «Aínda que a captura por unidade de esforzo é positiva, os científicos consideran que o stock aínda está por debaixo da biomasa límite», explica Torcuato Teixeira, secretario xeral de Pescagalicia, tan frustrado por el consejo científico que incluso confiesa: «Non sei se volverá a abrir algunha vez». Apostilla, eso sí, que lo que no se puede pretender a nivel biológico es recuperar una pesquería como la que había hace 30 años, puesto que las condiciones ambientales actuales no son las mismas y la dinámica del recurso cambia.

Pero no todo son malas noticias para la cigala del Cantábrico. Si no se recomienda abrir a la pesca la unidad funcional 25, sí que se recuperaría para la explotación pesquera la UF 31, que se sitúa frente a la costa de Asturias, Cantabria y parte del País Vasco.

En este caso, las tres campañas realizadas en años sucesivos en este área han permitido a los científicos deducir que la biomasa de cigala está por encima del límite mínimo y que, por tanto, es posible reabrir la pesquería. Sugieren retomar la actividad con 20 toneladas.

El arrastre gallego aplaude el consejo, pues no deja de ser una buena noticia para el sector, pero eso solo consigue mitigar la frustración de que con seis campañas a las espaldas no se haya podido demostrar que también en aguas gallegas se puede pescar cigala sin riesgo de colapso.