Patrocinado por

El Estado desecha la adscripción de los terrenos de Ence al puerto de Marín por «razones de inviabilidad jurídica»

Marcos Gago Otero
Marcos Gago PONTEVEDRA / LA VOZ

SOMOS MAR

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, presidió la mesa sobre Ence
El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, presidió la mesa sobre Ence Ramón Leiro

Transición Ecológica encargará un estudio de posibles reubicaciones, mientras que la empresa insiste en que no hay alternativa a Lourizán

15 oct 2021 . Actualizado a las 21:33 h.

El Ministerio de Transición Ecológica no respaldará la adscripción de los terrenos de Ence al ámbito competencial del puerto de Marín por «razones de inviabilidad jurídica», según explicó el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, a la salida de la tercera mesa de negociación sobre la pastera y que se celebró este viernes en Pontevedra. El representante estatal señaló que en base al informe jurídico encargado por el Concello de Pontevedra en el 2005 y cuyos argumentos también acepta la Abogacía del Estado, no es una solución que pueda tener encaje legal y, por lo tanto, en caso de que el Supremo ratificase la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló la prórroga de la concesión de la pastera, la compañía no podría seguir en Lourizán.

Desde la Xunta de Galicia, por su parte, el delegado territorial Luis López insistió en que sí es posible llevar a cabo esta opción, siempre y cuando se cuente con el respaldo del informe del Consello Consultivo de Galicia, al que la Administración autonómica ha hecho una consulta sobre el particular esta semana. Desde el comité de empresa de oficinas de Ence se lamentó que no encuentran en Madrid la voluntad política para poder aceptar esta solución y el de fábrica pidió a Transición Ecológica un informe externo sobre la viabilidad de la reubicación.

En su intervención, Morán fue rotundo: «Esa vía se intentó ya en el 2005 y quedó descartada por razones de inviabilidad jurídica». Apuntó que desde ese año «las condiciones no han variado y, por lo tanto, las condiciones jurídicas para que eso sea viable no han cambiado. Esa no es una solución como no lo era en el año 2005 y además, a mayor abundamiento, se ha producido una sentencia». Afirmó que «intentar explorar esta vía para eludir en su caso la sentencia cuando hipotéticamente esa firma sería un fraude de ley y por lo tanto no es viable».

El secretario de Estado manifestó además: «La descripción del alcance de qué actividades pueden ser adscritas a un puerto vienen en la Ley de Puertos. Aquellas que se salen de los límites que la Ley de Puertos establece no son vinculadas a actividades portuarias y queda claro, y además no hay que ser técnicos en la materia para llegar a la conclusión, que una papelera no es una actividad vinculada al funcionamiento de un puerto». Asimismo, sobre el informe del 2005 añadió que sus conclusiones coinciden con las de «la Abogacía del Estado en relación con el allanamiento que en su momento se produjo por parte del Estado en relación con los procedimientos seguidos en la Audiencia Nacional». Enfatizó: «Es una interpretación de Ley, no es un informe que aporte novedades de tipo legal que no vengan ya recogidas en la legislación vigente».

Ante la negativa de Madrid a apoyar la vía portuaria, Morán sí que aceptó la propuesta del comité de empresa de fábrica de que Transición Ecológica encargue un informe externo sobre la viabilidad técnica y jurídica de una reubicación de Ence en Galicia. Este informe se encargará «con carácter inmediato» y servirá para avalar el documento que esgrime Ence al respecto y que niega que haya alternativa en Galicia a Lourizán o propondrá alguna otra localización que pudiese servir de base para su reestructuración.

Por su parte, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, asistió a la reunión ante la imposibilidad del conselleiro de Industria, Francisco Conde, de desplazarse a Pontevedra por el debate parlamentario en O Hórreo. López insistió en la defensa de la vía portuaria como solución al conflicto, ya que si se pudiese adscribir el terreno de Ence al puerto de Marín dejarían de aplicársele las restricciones de la Ley de Costas al cambiar el marco jurídico. El delegado territorial indicó que se ha solicitado un dictamen al Consello Consultivo de Galicia y que esperaba que si ese resultado era positivo, la Xunta pudiese argumentar ante Madrid la viabilidad de la propuesta ya que Santiago considera que no hay alternativa a Lourizán.

Por su parte, el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, recalcó las conclusiones del informe municipal del 2005 en contra de esa opción portuaria e insistió en que la única opción de Ence es el traslado.

Por otra parte, el delegado de Ence en Galicia, Antonio Casal, reiteró que la empresa quiere seguir produciendo en Galicia, pero matizó que la única opción para poder hacerlo es continuar en Lourizán. Apoya esa afirmación en los dos informes técnicos externos que señalan que en Galicia no se dan las condiciones para poder reubicar una pastera en la actualidad. Asimismo, recalcó que se estaba a la espera de qué resultado tendrá el recurso en casación interpuesto ante el Supremo.

Por último, los representantes de los trabajadores, los comités de empresa de oficinas y fábricas, así como del sector forestal gallego salieron bastante pesimistas sobre el resultado de la reunión de la mesa. Ana Cedeira y Antonio Taboada, del comité de oficinas y del sector forestal respectivamente incidieron en la necesidad de que se mantenga abierta Lourizán y Cedeira precisó que la vía portuaria sí es jurídicamente viable, pero que le falta voluntad política al ministerio para respaldarla. Asimismo, el presidente del comité de empresa de fábrica, Antonio Lafuente, indicó que otro de los acuerdos de la mesa es una reunión entre responsables del ministerio y el presidente delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, sobre la cuantía económica necesaria para financiar un traslado, en caso de que fuese posible encontrar esa reubicación en un lugar concreto que, por ahora, nadie ha puesto sobre la mesa. Aseguró que su prioridad es la continuidad de los puestos de trabajo y pidió agilizar al informe estatal sobre la posible reubicación de la factoría para conocer si es posible un nuevo escenario de diálogo.

Todas las partes se comprometieron a reunirse en una futura convocatoria de la mesa, que tendrá lugar previsiblemente antes de fin de año.