Patrocinado por

El berberecho de Noia sube hasta tres euros por kilo, pero la conserva sigue sin comprarlo

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

MARCOS CREO

La elevada cantidad de fitoplancton hace que sea inadecuado para enlatar

06 oct 2021 . Actualizado a las 04:49 h.

Los mariscadores de la ría de Muros-Noia han superado el primer revés de una campaña que comenzó con mal pie debido al aplazamiento forzoso por la toxina. La reducción de topes decidida por la cofradía el pasado jueves, con el propósito de incrementar el precio de un berberecho cuya cotización máxima se quedaba por debajo de los 11 euros, ha surtido el efecto deseado. El molusco de primera categoría ha remontado tres euros por kilogramo, hasta alcanzar un valor medio de 13,98. El de segunda, el más abundante, lo ha hecho con bastante menos fuerza, unos escasos 55 céntimos, pasando de un promedio de 5,64 a 6,19. Por su parte, el de tercera y cuarta se ha depreciado ligeramente.

Sin embargo, queda otro lastre del que no está en manos del sector poder salvar: la elevada cantidad de fitoplancton en la ría, que hace que el berberecho sea inadecuado para su procesado. Esta circunstancia motiva que las conserveras continúen sin comprar molusco para enlatar y, eso, en esta época del año, tiene una importancia crucial tanto para los mariscadores como para la propia industria.

Principales demandantes

Desde el arranque de la campaña y hasta finales de noviembre o principios de diciembre, las fábricas son las principales clientas del marisco de las concesiones de la ría de Muros-Noia.