Patrocinado por

España afea a Bruselas que la expediente para tratar de meter las cámaras a bordo

e. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

M. MARRAS

La Comisión apercibe a Madrid y a París por no controlar bien los descartes

25 sep 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Las cartas de apercibimiento que la Comisión Europea ha remitido a España y a Francia por no garantizar «el control y el cumplimiento de la obligación de que todas las capturas de especies sujetas a límites de capturas» no tienen nada de inocente. A nadie le ha pasado desapercibido que ese aviso llega justo cuando han arrancado las negociaciones a tres bandas -Consejo, Comisión y Parlamento Europeo- sobre la reforma del reglamento de Control.

«Desconocía la existencia de ese apercibimiento, pero en cuanto tuve noticia me dio la sensación de que era una forma de presión hacia la negociación. No me ha gustado», dijo la eurodiputada socialista Clara Aguilera ayer en las jornadas sobre prácticas de pesca sostenible que Acerga (Asociación de Armadores de Cerco de Galicia) organizó en Sada y en las que la ponente de la Eurocámara participó de forma telemática.

El Gobierno español sí sabía de la existencia de ese expediente. Lo conocía incluso antes de que el comisario de Pesca visitase España, pero no se le mencionó el asunto cuando vino a Galicia porque todavía no era oficial. Ahora que Bruselas ya lo ha hecho público, la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, se aferra a lo que el propio Virginijus Sinkevicius dijo antes de volar hacia las Cíes el lunes pasado: que el reglamento de control que salga de los trílogos «tiene que ser proporcionado y aplicable». Y «pretender que todos los barcos de la flota pesquera de la UE lleven una cámara a bordo no es viable», comentó Villauriz en el mismo foro, en el que participó de forma presencial.