Patrocinado por

Ladrido despide a Barcón, patrón mayor de la cofradía de Espasante durante 25 años y «muy amigo de sus amigos»

A. CUBA ORTIGUEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Armador e hijo de armadores, falleció el martes a poco más de un mes para cumplir los 85 años

24 sep 2021 . Actualizado a las 16:57 h.

José María Barcón Fustes nació en 1936 en Ladrido, donde falleció el martes, a poco más de un mes para cumplir los 85 años. Armador e hijo de armadores, dedicó su vida al mar, a su familia y a sus amigos. Durante un cuarto de siglo, repartido en dos etapas, ejerció como patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Espasante, lo que le valió una distinción. «Le dieron una medalla, que guardamos en casa», cuenta su hija Celsa (son seis hermanos, dos mujeres y cuatro varones).

«Mi abuelo tenía barcos, y después siguieron mi padre y su hermano, primero con los boniteros, que atracaban en el puerto de Ortigueira porque en Espasante no había calado, y después barcos del Gran Sol», relata Celsa. Durante el mandato en el pósito de Barcón, como era conocido por todos, se construyeron el espigón del muelle de Espasante y la lonja.

«El mar era su vida —recalca su hija—. Cuando ya casi no andaba, tenía que ir a mirar cómo estaba el mar, preocupado por mi hermano, que es patrón en el Gran Sol [y del que pudo despedirse por teléfono el lunes]». Este fin de semana fueron las fiestas de Ladrido, sin apenas celebración por la pandemia. Barcón asistió a la misa que se ofició el sábado en el puerto, y el domingo salió al balcón de su casa cuando pasó la charanga, y les pidió una canción, «su favorita», el pasodoble Agárrate saxo, de Joaquín Montañés, y se lo dedicaron.