Patrocinado por

La investigación no descarta que el patrón del Divina del Mar se quedase dormido

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

MARCOS CREO

Concluye que embarrancó en las rocas por «falta de una vigilancia eficaz en la navegación» y resalta que llevaba más de once horas de guardia

15 sep 2021 . Actualizado a las 16:18 h.

Había marejadilla, algo de mar de fondo, puede que visibilidad regular, pero no como para que el patrón del Divina del Mar, el cerquero que en noviembre del 2019 embarrancó en la costa de Porto do Son, no viese la luz de punta Focha alertando de la proximidad de la costa. Eso sostiene la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), que acaba de hacer público el informe del siniestro, en el que murió un marinero cuando, después de encallar en las rocas, se lanzó al mar e impactó contra las piedras.

En sus conclusiones, el departamento dependiente del Ministerio de Transportes sostiene que la embarrancada en las proximidades del castro de Baroña se produjo por «falta de una vigilancia eficaz en la navegación». Apunta que el patrón «no se enteró de la cercanía de la costa» hasta que sintió el fuerte golpe por haber impactado contra las piedras, pues hasta ese momento no se aprecian alteraciones en los registros del rumbo y velocidad del barco. Por eso, los técnicos de la Ciaim no descartan que el patrón «se hubiera quedado dormido en algún momento tras el último cambio de rumbo efectuado».

Refuerza esa sospecha de los investigadores el hecho de que el patrón llevase «unas once horas y media de guardia», pues el pesquero zarpó a las 16:42 horas del 11 de noviembre y el accidente ocurrió a las 04:19 del día 12. Cierto que no se habían superado las 14 horas que marca la resolución sobre tripulación mínima, tras las que tendría que entrar una segunda persona de guardia, pero tan extensa jornada «pudo haber condicionado la concentración» del profesional.