Patrocinado por

La Xunta sigue sin encontrar alternativa al punto de vertido de la zona de Sálvora

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Desembocadura del Lérez y canal de entrada a la ría de Pontevedra
Desembocadura del Lérez y canal de entrada a la ría de Pontevedra CAPOTILLO

Aunque en Carril se trabaja, los dragados portuarios están parados

07 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sin avances en el dragado del Lérez, pendiente desde hace diez años en la ría de Pontevedra. Y sin novedades tampoco en cualquier otra actuación de este tipo en las Rías Baixas. La anulación del punto de vertido de los áridos extraídos de dragados por parte de Transición Ecológica en abril ha dejado a la Xunta sin margen de maniobra y la propia conselleira do Mar, Rosa Quintana, admitía que aún sigue sin tener solución. Preguntada directamente si la Xunta tiene ya alguna propuesta para poder sustituir al depósito que se venía usando a cuatro millas al oeste de Sálvora, y que fue anulado por el Estado tras años de uso sin problemas, la titular de Mar fue rotunda: «De momento non».

La consecuencia está a la vista, no solo está afectado el proyecto del fondo de la ría de Pontevedra, suspendido sin fecha. Todos los demás también. «Desde Muros ata A Garda non podemos abordar ningún dragado porque non temos onde levar a area que hai que sacar de eses portos». Asimismo, Quintana hizo hincapié en que encontrar una alternativa al punto de vertido al oeste de Sálvora no implicará su puesta en servicio inmediato y la reactivación de los dragados en las Rías Baixas. «Hai que esperar a buscar un punto de vertido e que este nolo autoricen os ministerios de Fomento e Transición Ecolóxica para levar alí a area». Es decir, todo dependerá en última instancia de Madrid.

Quintana sostuvo que la oposición en la ría de Arousa al depósito del dragado del Lérez al oeste de Sálvora actuó en base a criterios «partidistas» y que ahora que se ven las consecuencias están perjudicados todos los puertos gallegos «desde Muros para abaixo». La titular de Mar lamentó que esta oposición al uso de esta ubicación, que funcionó durante años, no haya tenido en cuenta la repercusión que iba a suponer. Y es que ahora mismo no hay alternativas y, por lo tanto, nada se puede hacer en términos de mejora de calados en los puertos y en los bancos marisqueros.