Patrocinado por

De una batea al Obradoiro; el pelotón vuelve a rodar sobre tecnología marina

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

SOMOS MAR

Sandra Alonso

La gran plataforma que despedirá La Vuelta el domingo tiene sello cambadés

03 sep 2021 . Actualizado a las 23:20 h.

En 2013 dio la campanada fabricando una batea con el suelo acristalado que permitió a los ciclistas iniciar la etapa desde la misma ría de Arousa. El domingo, sus plataformas metálicas recibirán a los participantes en La Vuelta a España cuando lleguen a la plaza del Obradoiro. Tras ambas empresas está el cambadés José Luis Núñez, propietario de Astilleros Polináutica y Servicios de Automatismos, que han diversificado su producción más allá del sector naval.

La chapas con las que fabrican barcos sirven, también, para dar soporte a la caravana ciclista que el domingo termina su recorrido en Santiago, y lo hará con gran espectacularidad. La meta de la contrarreloj será a los pies de la catedral, donde se ha instalado una estructura de más de 300 metros cuadrados que incluye una rampa de 60 metros de largo por 3,75 metros de ancho -por la que entrarán los corredores- y un podio de 120 metros cuadrados sobre el que se coronará al maillot vencedor de La Vuelta 2021.

La principal peculiaridad de este montaje es que la rampa conecta con el escenario a modo de puente, con una altura máxima de 1,70 metros, que dará a los ciclistas y a las cámaras de televisión una perspectiva única a la hora de entrar en la plaza más famosa de Galicia. Ayer se apuraban los trabajos de montaje de esta infraestructura a la espera de ajustar los últimos detalles de las moquetas y demás retoques.