Patrocinado por

La 31.ª Escuadrilla enciende máquinas tras un agosto con las unidades en el Arsenal

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL / LA VOZ

SOMOS MAR

JOSE PARDO

Las cinco F-100 y los dos logísticos encaran sus próximas misiones y tareas

29 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Nuevo curso. Nuevo comandante. Y hasta nuevo jefe del Arsenal. La 31.ª Escuadrilla de Superficie, la unidad de la flota con base en Ferrol desde hace casi medio siglo y con unos 1.400 efectivos en la actualidad, se pone en marcha tras un mes de agosto en el que buena parte de sus unidades permanecieron amarradas a puerto. Está compuesta por las cinco fragatas F-100 y dos buques logísticos -Patiño y Cantabria-, cuyos compromisos y tareas despejarán los muelles militares en las próximas semanas. Emprenden así la nueva etapa con Gonzalo Leira Neira al frente, como Comandes 31 -designación del comandante de la flota-, que asumió la función a comienzos de mes en relevo de Santiago Vila. Y también con cambios en la jefatura del Arsenal, con el almirante Ignacio Frutos al mando desde julio, tras el pase a la reserva de Antonio Duelo Menor.

Buques de aprovisionamiento

De acuerdo con la información facilitada por la Armada, los buques de aprovisionamiento en combate Cantabria (A-15) y Patiño (A-14) arrancarán el mes de septiembre con agendas bien distintas. El primero de ellos, el Cantabria, ya se encuentra desplegado con la OTAN. De hecho, fue el primer buque de la unidad en hacerse a la mar. Zarpó hace una semana hacia el Mediterráneo, donde permanecerá hasta octubre con la agrupación naval aliada SNMG-2. Su hermano mayor, el Patiño, no abandonará la ría, ya que en su hoja de ruta figura la entrada en el dique número dos de Navantia para su puesta a punto. Los trabajos se extenderán durante unos dos meses -del 5 de septiembre al 24 de octubre- y con ellos se iniciará el nuevo ciclo operativo del barco, esto es, el adiestramiento de la dotación y la asignación de misiones.

Fragatas

La fragata Almirante Juan de Borbón (F-102) tiene previsto salir a la mar el 13 de septiembre, lunes, para integrarse en la otra agrupación naval permanente de la OTAN, la número uno (SNMG-1), que opera en aguas del norte. Su incorporación tendrá lugar en la base naval británica de Faslane, en Escocia, donde la flota de la Alianza hará escala con motivo de su participación en los ejercicios Joint Warrior- 21 y Dynamic Mariner-21. La integración tendrá una duración prevista de mes y medio, por lo que su regreso a aguas nacionales está previsto para principios del mes de noviembre.