Patrocinado por

La retirada de un banco de arena mejorará la productividad de la ría de Pontevedra

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Aspecto que tenía el banco de arena en Os Praceres en el 2013
Aspecto que tenía el banco de arena en Os Praceres en el 2013 CAPOTILLO

El plan permitirá la recuperación para el marisqueo de zonas hoy estériles

06 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La cofradía de Lourizán llevará a cabo la rebaja y retirada de la «cola» de un gran banco de arena frente a Os Praceres, gracias a una subvención de 37.400 euros de la Consellería do Mar para ayudas a la mejora de la biodiversidad. La patrona mayor de Lourizán, María del Carmen Vázquez, explicó que la arena que se retire de este «lombo» se echará en zonas poco productivas o que en la actualidad son estériles para el marisqueo.

La acumulación de sedimento en el fondo de la ría no solo ciega el canal, sino que crea con el paso de los años bancos de arena que hacen improductivo el ámbito que ocupan para el marisqueo. En el caso de Os Praceres había un gran «lombo» de más de tres metros de alto que la marea no cubría la mitad del día y la almeja que intentaba asentarse en él se moría, tras estar en marea baja expuesta al sol durante demasiadas horas. La solución adoptada por la cofradía fue rebajar este banco durante tres campañas consecutivas, bajo la tutela de Mar. Fuentes del pósito señalaron que la experiencia de las tres retiradas anteriores fue positiva y que en la zona donde se echaron esos áridos ya empieza ahora a volver a haber marisco, lo que para el pósito es señal de que el plan funcionó.

La cuarta y última actuación en este área será la retirada de lo que las mariscadoras llaman la «cola», los restos de este banco para que pueda asegurarse que toda la zona vuelve a quedar sumergida la mayor parte del día. La arena que se retirará, estimada en 7.000 metros cúbicos, se trasladará a otras partes de la zona, donde el fango cubre el fondo marino e impide también la supervivencia de la almeja o del berberecho. De esta manera con este proyecto ambiental se recupera para la productividad marisquera la zona del antiguo «lombo» y se regeneran espacios cubiertos por lodo y que volverán a acoger bivalvos.