Patrocinado por

Navantia mantiene el rumbo fijado en su Plan Estratégico pese al impacto del covid y cerró 2020 con recorte de pérdidas

SOMOS MAR

JOSE PARDO

El impacto de la pandemia en el resultado del año pasado fue de 78,4 millones de euros

30 jul 2021 . Actualizado a las 17:43 h.

Navantia mantuvo en el ejercicio 2020 el rumbo y los hitos fijados en su Plan Estratégico 2018-2022, a pesar del impacto del covid en la actividad económica mundial y en el negocio de la compañía. Debido a las restricciones de movilidad, la compañía se vio obligada a detener sus actividades de producción, pero continuó realizando tareas esenciales como el mantenimiento de los buques de la Armada desplegados contra el coronavirus, además de contribuir también a la lucha contra la pandemia donando 20.000 mascarillas protectoras realizadas en Puerto Real.

El impacto del covid en el resultado del 2020 fue de 78,4 millones de euros, teniendo en cuenta tanto sus efectos en el negocio como en los costes laborales y las medidas de prevención. En el conjunto del año, el importe neto de la cifra de negocio de Navantia fue de 1.129 millones de euros, frente a los 1.237 millones del 2019. El ejercicio tuvo un resultado negativo de 137,7 millones, de modo que, según explica la compañía, aun incluyendo el efecto de la pandemia, se mantuvo en una senda de mejora por tercer año consecutivo, que fue del 6 % sobre los datos del 2019. La empresa recibió de su accionista único, la SEPI; 160 millones de euros en préstamos participativos netos, frente a 344 millones en 2019.

Por otra parte, Navantia mantuvo la senda de inversión prevista en su Plan Estratégico, destinando 68 millones de euros (muy por encima de los 39 millones de 2019), principalmente a proyectos enmarcados en su Plan de Transformación Digital. Además, redobló esfuerzos para cumplir con los programas en curso y para cerrar nuevos contratos. En julio de 2020 dio un paso importante en su apuesta por la energía eólica offshore, al recibir el encargo de 62 cimentaciones fijas para un parque eólico en la Bretaña francesa. Su apuesta por las energías verdes se ha visto reforzada en 2021 con el acuerdo con Windar e Iberdrola para fabricar monopiles XXL para parques eólicos marinos. También continuó con una actividad comercial intensa en el ámbito naval militar, además de dar continuidad al plan de empleo y rejuvenecimiento de su plantilla.