Patrocinado por

Luisa Otero: «Nunca notei que me trataran distinto por ser muller, sempre me axudaron»

Ramón González Rey VIVEIRO / LA VOZ

SOMOS MAR

PEPA LOSADA

Hija de patrón y redera y nieta de marinero, esta xovense continúa la saga familiar

25 jul 2021 . Actualizado a las 19:19 h.

Morás, en el municipio lucense de Xove, es una localidad de tradición pesquera. Su pequeño y hermoso puerto albergó entre 1965 y 1976 una de las tres factorías balleneras que había entonces en Galicia. En aquellos años, inmersa desde el principio en esa cultura marítima, se crio Luisa Otero, patrona de la embarcación de bajura Neremar, que ha hecho de esta pasión su oficio.

«Este traballo é duro pero é o que escollín. Sempre me gustou», asegura Otero, de 50 años, que previamente se dedicó a la limpieza de playas y a la extinción de incendios, y también estuvo empleada como asistenta del hogar. «Prefería ir ao mar que estar en terra», sostiene.

Con todo, reencontrarse con el agua tuvo algo de accidental. En el 2007, su padre trabajaba como pescador de bajura en su propia embarcación, Rocío del Mar. «Ía só, nunha lancha pequeniña, e andando ao percebe tivo un accidente, rompeu unha perna. Daquela foi miña nai quen me dixo de quitar os títulos e ir con el», relata. En el 2014, jubilado su padre, decidió continuar el negocio en colaboración con su marido, antes marinero de altura. En verano capturan percebe y en invierno se dedican a la pesca con nasas.