Patrocinado por

Transportes cambia el registro para hacer más fácil abanderarse en España

La Voz REDACCIÓN

SOMOS MAR

MARTINA MISER

La ministra Raquel Sánchez anunció la reforma de la Ley de Puertos y la de Navegación en la clausura de la asamblea general de los navieros españoles

21 jul 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, clausuró ayer la asamblea general de la Asociación de Navieros Españoles (Anave) haciendo un repaso del proceso de reforma en el que está inmerso su departamento para reforzar al que se refirió como «un sector tan importante para la economía española como es el del transporte marítimo». Destacó asimismo su resiliencia, pues a pesar de la pandemia cerró el ejercicio moviendo 515 millones de toneladas en los puertos españoles, un 8,65 % menos con respecto al año anterior.

Según Sánchez, a esa resistencia han contribuido «las decisiones de alivio fiscal que desde el Gobierno se han adoptado durante el estado de alarma», así como las introducidas en los presupuestos sobre nuevas bonificaciones y tasas portuarias, explicó Transportes en un comunicado.

La ministra relató que se está reformando el texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y la Ley de Navegación Marítima para reforzar el sector y ya se han abordado cambios en el Registro de Buques y Empresas Navieras, pues se ha actualizado y simplificado el régimen de abanderamiento, tanto del registro ordinario como el especial de Canarias para mejorar su competitividad».

El proceso de cambio seguirá con la modificación de los reales decretos que cambiarán y agilizarán el régimen de inspección y reconocimiento de buques. Además, la estrategia de movilidad de su departamento pondrá de relieve la importancia de la automatización o la digitalización de la cadena logística y aludió a las medidas para avanzar en un cinturón azul que mejore las gestiones aduaneras marítimas y simplifique los trámites administrativos y de control de los buques que viajan entre dos puertos de la UE. Así podrán tener el mismo tratamiento que los tráficos de cabotaje nacional de los Estados miembros.