Patrocinado por

Sonia Cabado: «Vi pasar a muchos por delante que estaban por debajo en el escalafón»

Sara Pérez LA VOZ

SOMOS MAR

Sonia Cabado, en una imagen de archivo frente a la Escuela Superior de la Marina Civil de A Coruña
Sonia Cabado, en una imagen de archivo frente a la Escuela Superior de la Marina Civil de A Coruña CÉSAR QUIAN

En el 2006 se convirtió en la primera jefa de máquinas de la marina mercante en Galicia, pero no fue hasta cuatro años después cuando pudo ejercer

09 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Lo de Sonia Cabado (Osnabrück, Alemania, 1976) con los barcos y sus máquinas no fue algo vocacional, pero salió a navegar y ya no pudo pensar en otra cosa. Después de 13 años en activo y tras convertirse en la primera jefa de máquinas de la marina mercante en Galicia, la palabra mamá tiró bien fuerte de ella y decidió dejarlo.

—¿Era su meta? Trabajar en el sector de la marina mercante.

—No, fue algo casual. Me surgió la oportunidad porque tenía que esperar unos meses para entrar en la carrera que quería. Miré las materias del primer año, todas de ciencias, me llamó la atención y me metí. Una vez dentro, ya no lo quise dejar. En el tercer año, que es cuando empiezas con las prácticas, fui a navegar y la experiencia fue tan positiva que dije: «Pa' lante».

—¿Qué fue lo que la enganchó?

—El conocer a gente de otros lugares. Digamos que es una profesión que te abre muchos lugares que igual por ti misma no irías a conocer. Y aparte de los viajes, el trabajo en sí. Me gustaba que no fuese nada rutinario. A veces no sabías ni en qué ciudad estabas. Cada día que te levantabas te enfrentabas a una avería que te surgía, si podías te bajabas en un puerto nuevo... Otra de las cosas que te atrapa cuando navegas es la sensación de estar en medio de la nada. Mis mejores recuerdos en la retina son de amaneceres y atardeceres, que desde la costa no ves.