Patrocinado por

Diseñan un arrecife «verde» para que las rías gallegas ganen en productividad

BEATRIZ ANTÓN FERROL / LA VOZ

SOMOS MAR

Cedido

Investigadores del campus de Ferrol, con apoyo de la Xunta, desarrollan un prototipo artificial con hormigón a base de conchas y otros desechos de la conserva

07 jul 2021 . Actualizado a las 23:26 h.

El canal de ensayos hidrodinámicos del Centro de Investigaciones Tecnológicas (CIT) del campus de Ferrol sirvió ayer de escenario para la presentación de un invento con el que la Xunta pretende preservar la biodiversidad de los fondos marinos y, consecuentemente, incrementar los recursos pesqueros y marisqueros del litoral gallego. Se trata de un prototipo a pequeña escala de un arrecife artificial, con forma de cubo, salpicado de cavidades y construido con un tipo especial de «hormigón verde», en el que parte los áridos han sido sustituidos por desechos de la industria conservera -como conchas de mejillón y otro moluscos-, en un claro ejemplo de buena praxis de la llamada economía circular.

El desarrollo de este diseño se enmarca dentro de un proyecto de investigación de la Universidade da Coruña, en el que también colabora la USC y la Universidade do Minho, y a cuyo frente se encuentra Luis Carral, profesor de la Escola Politécnica Superior de Ferrol.

Como investigador principal, a Carral le tocó ayer hacer de cicerone, con el rector, Julio Abalde, en una visita al campus ferrolano de las conselleiras do Mar y de Medio Ambiente, que conocieron los detalles del proyecto y comprobaron in situ el comportamiento del prototipo en el canal de ensayos hidrodinámicos.

Los departamentos que comandan Rosa Quintana y Ángeles Vázquez contribuyeron a la investigación con una aportación de 100.00 euros. Y en su mano está ahora que el proyecto pueda seguir avanzando y ver la luz mediante la fabricación de las primeras unidades a tamaño real del arrecife artificial. Según explica Luis Carral, cada bloque tendrá una altura de 1, 5 metros y un peso de 5.000 kilos. A propuesta de los investigadores, su primer destino estará en los fondos marinos de las rías de Ares y Betanzos, aunque su diseño se podría adaptar a cualquier ría gallega.

¿Cuándo ocurrirá este hito? La conselleira do Mar, Rosa Quintana, no aportó ninguna fecha concreta, pero sí mostró su disposición a seguir colaborando con un proyecto de suma importancia para preservar la riqueza de los fondos marinos. Y es que, recordó, los arrecifes artificiales ofrecen refugio a numerosas especies de moluscos, crustáceos o peces de roca. En este sentido, Carral explicó que el bloque diseñado en el campus ferrolano trata de imitar el comportamiento de un arrecife natural, «ya que está demostrado que los fondos rocosos son más productivos que los arenosos», y de esta manera se podría mejorar su biodiversidad. Para lograrlo, en el proyecto no solo han participado investigadores del campo de la hidrodinámica, sino también expertos en biología, ecología, ciencias de los materiales, medio ambiente o logística.

Por su parte, la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, aprovechó la ocasión para subrayar que este proyecto es un claro ejemplo de que Galicia está avanzando en el camino para cambiar el modelo productivo lineal, basado en el usar y tirar, por otro más sostenible y circular, en el que se prima el reciclaje y la reutilización.