Patrocinado por

El mal tiempo frustra el arranque de una campaña del pulpo con altas expectativas

Somos Mar REDACCIÓN

SOMOS MAR

ADRIAN BAULDE

Los precios compensaron el mal inicio: entre 8,50 y 12 según la lonja

06 jul 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Olvidada ya una de las temporadas de pulpo de las peores que se recuerdan tras un parón de más de una semana, los naseiros gallegos tenían altas expectativas tras el borrón y cuenta nueva que supuso la veda. Era algo más que un pálpito. Había señales. Más reclutamiento. Más abundancia... Pero para comprobar si las previsiones se cumplen habrá que esperar. Esperar unas horas o incluso unos días para tener una imagen más clara de cómo ha arrancado la campaña extractiva del pulpo. Al menos en la Costa da Morte. Corcubión es, en esta comarca, la lonja de referencia a la hora de hablar del cefalópodo, y ayer apenas llegaron a ella 200 kilos, cuando no es nada raro que días después de levantada la veda se hable de mil y pico largos. «Hoxe nada. Hai moi mal tempo e non chegaron a saír todos os barcos [entre 12 y 15] tampouco», comentaban ayer desde la rula, que recibió tamaños diferentes. El kilo se movió entre los 9 y los 11 euros. «Aquí parece inverno, din que a partir do mércores mellora e poderase ver algo mellor», incidían. Tampoco ha habido mucho margen. Con las nasas lanzadas esta pasada madrugada, y aunque se fuese a virarlas y recoger algo para llegar a tiempo a la subasta, nunca mucho podría ser, pues las horas fueron escasas.

Por eso desde Fisterra también remiten a hoy y mañana para tener una visión más clara del arranque de campaña: «Hoxe [por ayer] non houbo polbo. Uns 40 quilos e máis nada», explica el patrón mayor fisterrán, Manuel Martínez. Aquí, el registro se quedó en los 12 euros. «O tempo tampouco acompañou», dice el patrón mayor. Su homólogo en Malpica, Pedro Pérez, comenta que a la rula de esta localidad llegaron entre 70 y 80 kilos y remite igualmente a ese poco tiempo desde que se largaron las nasas. Para la subasta de esta tarde ya será otro cantar, pues habrá habido más margen. En Malpica, donde en cuanto a meteorología no hizo «tan malo» tienen bastantes esperanzas puestas en el arranque, comenta Pérez. Había bastante cría, pero de todas formas resta aguardar a que pasen estas primeras jornadas. En la subasta de ayer, el pulpo más barato salió a 6,50; el más caro, a 12, detallaron desde la lonja.

Subasta de pulpo en Malpica, este lunes
Subasta de pulpo en Malpica, este lunes Ana Garcia

En Arousa

Los barcos de la orilla sur de la ría de Arousa no tuvieron un buen inicio de la campaña del pulpo. En la lonja de O Grove se subastaron 358 kilos de este producto, que alcanzó un precio máximo de 10.95 euros y un mínimo de 4 (el medio, 8 euros). Las sensaciones en este comienzo de temporada no son buenas. «Hai pouco produto, non se pesca», se lamentaban ayer los marineros a medida que llegaban a la lonja. En Cambados la situación parece semejante. Se subastaron apenas 680 kilos.

Diferentes fueron las cosas en Ribeira, donde pusieron a disposición de los compradores 3.400 kilos de cefalópodo, que alcanzó un valor máximo de 10,40 euros. No es un mal estreno, ni en precios ni en capturas, que mejoran las cifras del arranque del 2020. Todo ello pese a que muchos naseiros desistieron de salir debido al mal tiempo y de que muchos tuvieron que regresar antes de lo previsto. Así lo afirmaba un profesional que, a media mañana, se lamentaba de que «viramos 20 nasas e só viñeron dous polbos. Moito non imos poder aguantar porque o mar estase poñendo bravo».

Lonja de Ribeira, ayer
Lonja de Ribeira, ayer DAVID COSTAS

El contrapunto a la abundancia de kilos de Ribeira está en Muros y Porto do Son. El responsable de la rula de esta última localidad calificaba los kilos desembarcados como «residuales», ya que no llegaron ni a cien. Sí fueron buenos los precios, ya que el de mayor tamaño alcanzó los 10,80 euros, el mediano se vendió a 9,70 euros el kilo y, el pequeño, a 8,70. Por lo que respecta a Muros, todos los barcos autorizados habían despachado para iniciar la campaña del cefalópodo. Sin embargo, el mal tiempo motivó que la mayoría quedasen en tierra. De la vendeduría que opera la cofradía solo hubo 80 kilos para subastar.

Desigual suerte entre las cuarenta embarcaciones de Bueu que desafiaron a la climatología 

En la ría de Pontevedra, el puerto de Bueu es la principal referencia en cuanto a capturas del pulpo y una de las mayores lonjas de este cefalópodo en las Rías Baixas. También el mal tiempo empañó el inicio de la campaña de este verano, limitando en cierta manera el número de embarcaciones y el tiempo que pasaron en la mar. Aún así, el patrón mayor, José Manuel Rosas, estimó en torno a los 40 las unidades pesqueras que ayer por la mañana arribaron a puerto con el cefalópodo rey de la gastronomía gallega.

Posible buen arranque

A la hora de valorar cómo fue la jornada, el patrón mayor indicó que hubo de todo. «Foi entre lusco e fusco. Hai xente que ao primeiro lance xa colleu ben toda a súa cota e outros que non o fixeron e tiveron que repetir varias veces». Para Rosas esta primera jornada de campaña es todavía demasiado pronto para saber cómo irá la temporada, pero su pronóstico es que habrá bastantes capturas al principio y no se sabe qué pasará en los próximos meses. La zona donde hubo un mayor número de capturas para los barcos que faenaron ayer consistió en el ámbito marítimo próximo a la isla de Ons.

En cuanto al precio, el patrón mayor buenense se mostró satisfecho con las cotizaciones alcanzadas en las ventas en lonja, que oscilaron entre los 8,50 euros de valor mínimo y los 10,60 euros de máximo. «Son prezos moi bos para o inicio da campaña». Rosas estima que el 90 % de las ventas se destinará al consumo en Galicia. «Hai moita xente pendente do noso polbo para compralo», sentenció