Patrocinado por

La pesca pide a Iberdrola que retire sus parques para diseñar otros con el sector

e. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

PROPIAS

La eléctrica aclara que no se están tramitando proyectos, sino solo consultando

02 jul 2021 . Actualizado a las 04:45 h.

Que a este y oeste de cabo Ortegal soplan buenos vientos en el mar capaces de alimentar a 70 aerogeneradores de 14 megavatios de potencia lo sabe de sobra Iberdrola, tal y como lo dejó plasmado en los dos proyectos de parques eólicos marinos que ha presentado ante el Ministerio de Transición Ecológica para su evaluación ambiental. Y de largo lo sabían también decenas de arrastreros, cerqueros, palangreros o volanteiros bregados en capear temporales por la zona y largar allí aparejos. Estos han reaccionado airados ante la actuación de la compañía eléctrica, a la que recriminan no haber contado para nada con el sector pesquero y haber actuado al margen del Observatorio da Eólica Mariña, un órgano creado, precisamente, para conseguir un desarrollo ordenado, armónico y, sobre todo, compatible del que se ha revelado como un sector de enorme potencial para Galicia como es el de las renovables. Ese fue el reproche que ayer lanzaron los portavoces de la pesca en el Observatorio a los representantes de Iberdrola: «Que fixesen previsións sen atender á planificación do ministerio, nin ao observatorio e sen consultar aos afectados», explicó Torcuato Teixeira, representante del sector por el Consello Galego de Pesca.

Porque si algo no puede negar Iberdrola es que desconocía que interfería en el trabajo pesquero. En los propios proyectos admite que uno de los parques, San Brandán, el más pequeño, afectaría de forma permanente a 3.000 hectáreas de caladero. Y aún necesitaría ocupar entre 2.000 y 5.600 de manera temporal, por los cables. De ahí la beligerante reacción del sector pesquero, cuya contundencia ha sorprendido incluso a la eléctrica, según Teixeira. Con todo, la reconciliación es posible, según el sector. Basta con que Iberdrola retire los proyectos que ha planteado al Gobierno y empiece el proceso de cero. Redactando otros planes mano a mano con el Observatorio da Eólica Mariña y, por tanto, con la pesca. De acuerdo con Teixeira, la Xunta, representada en el foro por la Consellería de Industria, vio razonable la petición y una buena vía para encauzar una relación que no ha podido empezar con peor pie.

No se están tramitando

Si Iberdrola no se esperaba tal respuesta de la pesca es porque, asegura, los parques ni siquiera se están tramitando. Simplemente se ha abierto un proceso consultivo. De hecho, «la reunión con el sector pesquero se enmarca en los encuentros de acercamiento de posturas que Iberdrola está manteniendo con todas las partes con el objetivo de trabajar conjuntamente en la búsqueda de enfoques y sinergias que aseguren, en un futuro, la coexistencia de actividades como la pesca y el turismo -críticas para Galicia- con el posible desarrollo de la eólica marina en la región y el aprovechamiento de oportunidades, en términos de reactivación económica, transformación del tejido industrial y creación de empleo local», apunta la empresa.