Patrocinado por

Decepción de los detallistas por el rechazo del Congreso a bajar el IVA del pescado

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Óscar Cela

Fedepesca manifiesta su indignación al haberse politizado una cuestión que beneficia a toda la sociedad

30 jun 2021 . Actualizado a las 04:50 h.

Decepción por que se haya rechazado en el Congreso la rebaja del IVA de los productos pesqueros y disgusto por que su demanda haya acabado politizada. La patronal de las pescaderías tradicionales, Fedepesca, dejó patente en su asamblea general la indignación por el rechazo de los partidos en el Gobierno a aplicar el tipo superreducido de IVA al pescado, del 4 %, en lugar del 10 % al que tributa ahora. Una demanda que lleva el sello no solo de los pescaderos, sino también de pescadores, mariscadores, mayoristas, acuicultores, conserveros... Y, sin embargo, la iniciativa fue rechazada por 17 votos en contra, 16 a favor y 2 abstenciones en la Comisión de Agricultura y Pesca. El rechazo vino de la mano de Podemos y PSOE que tumbaron la semana pasada una demanda que el PSdeG había aprobado en abril en el Parlamento de Galicia.

La decisión es incomprensible, a juicio de Fedepesca, pues la sociedad coincide en que además de los aspectos saludables, el consumo de productos del mar y la acuicultura, garantizada su procedencia y la sostenibilidad de su producción, tiene un trasfondo social y económico para muchas localidades costeras.

Por ello, la asamblea mostró «su rechazo a la politización de un asunto que nada tiene que ver con intereses partidistas y solo ha de considerarse una medida social que favorecería el acceso a estos productos altamente saludables a todos los españoles y un claro compromiso del Gobierno con impulsar el acceso a dietas saludables».

De la Granja a la Mesa

Otra de las cuestiones que examinaron los pescaderos fueron las relacionadas con el Pacto Verde, en particular aquellas que prevén estrategias que afectan al sector comercializador pesquero, como es la De la Granja a la Mesa y Biodiversidad. En ambas ve el colectivo una buena oportunidad para revitalizar el comercio tradicional de alimentos frescos, ya que busca, entre otros grandes objetivos, permitir que los europeos tengan acceso a alimentos sostenibles, saludables y asequibles. Por cierto, un motivo más por el que habría que haber rebajado el IVA de los productos pesqueros en España, exponen.