Patrocinado por

La centolla entra en veda en toda Galicia

m. a., e. a. REDACCIÓN

SOMOS MAR

La prohibición de capturarla en la costa lucense pone fin a la mejor campaña del decenio

27 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ahora sí que sí. Se acabó la temporada de la centolla. Está en veda en toda Galicia. Desde el Miño a Ribadeo. La semana pasada se prohibió su captura en A Coruña y Pontevedra. Ayer ese veto se extendió a la costa lucense. Se ha puesto fin a la mejor temporada en un decenio, según certificó ayer en O Grove la propia conselleira de Mar, Rosa Quintana, que participó en un encuentro con representantes de la Cofradía de O Grove en el que analizó distintos asuntos de interés de la entidad. Cuestiones entre las que no podía faltar uno de los producto estrella de ese puerto: la centolla. Quintana ensalzó los esfuerzos de los profesionales grovenses para dar valor al crustáceo, que esta campaña «marcou en Galicia os mellores rexistros da última década, tanto en capturas como en ingresos», dijo.

Desde noviembre del pasado año y hasta la actualidad, los barcos gallegos capturaron un total de 640 toneladas de centolla, lo que supone un incremento del 63 % con respecto al mismo período del año anterior. Pero es que, además, estas cifras, que aún son provisionales, suponen casi duplicar la media de los diez años anteriores, que estaba en torno de las 325 toneladas. Además, los 5,6 millones de euros facturados por las ventas de este marisco suponen un incremento del 30 % con respecto al año pasado y del 66 % respecto a la media de los diez últimos años.

Sello de calidad

En opinión de la conselleira, la labor de los pescadores y de las cofradías es fundamental para mejorar las cotizaciones de productos como estos y destacó, concretamente, el buen trabajo realizado por la cofradía de O Grove en este campo, pues cuenta con un sello de calidad, Centolo do Grove, para diferenciar el crustáceo capturado por la flota local e impulsar los precios que obtiene en el mercado. De hecho, añadió la conselleira, la lonja meca es la primera de la comunidad en cuanto a venta de este marisco y, como consecuencia de todo el trabajo realizado por la cofradía, el precio medio del kilo de centolla durante esta campaña rozó los catorce euros por kilo, siendo uno de los más altos que se registraron en Galicia.