Patrocinado por

Un complicado operativo permitió remolcar al Sempre Güeto hasta Ferrol

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Carmela Queijeiro

El cerquero de Portosín estaba muy hundido y fue preciso utilizar globos

20 jun 2021 . Actualizado a las 12:17 h.

Remolcar al Sempre Güeto hasta el puerto exterior de Ferrol se convirtió ayer en una tarea muy complicada para Salvamento Marítimo, que tuvo que enviar a la zona de Cedeira, donde ocurrió el accidente marítimo, dos embarcaciones -la Sar Avia y la Betelgeuse-, además de contar con la colaboración de la lancha Langosteira de la Cruz Roja.

El operativo se había iniciado el día anterior por la noche, pero al estar el cerquero con la quilla al sol se hizo muy complicado poder arrastrarlo por el agua. De hecho, en un primer intento se probó con un único remolcador, pero no se consiguió el objetivo. Sobre las cinco de la mañana, cuando comenzó a haber claridad, se comprobó que el Sempre Güeto estaba más hundido de lo que se pensaba en un principio, por lo que se decidió utilizar globos para levantarlo, además de colocar nuevos amarres, y de llamar a las otras dos embarcaciones para que colaborasen en las tareas de recuperación de la nave.

Con gran esfuerzo y después de muchas horas de trabajo, sobre las siete de la tarde de ayer el cerquero con base en Portosín llegaba al puerto ferrolano. Ahora serán los trabajadores de la Comisión de Accidentes e Incidentes Marítimos de Fomento los que tendrán que descubrir qué pudo pasar para que el barco volcara, y acabase hundido frente a la costa de Cedeira.