Patrocinado por

El Puerto de Vigo obtiene financiación de la UE para su proyecto ambiental Living Ports

L.C.LL. VIGO

SOMOS MAR

Colocarán grandes paneles para facilitar la colonización de flora  y fauna en A Laxe y en otros puntos de la ría

18 jun 2021 . Actualizado a las 01:49 h.

El Puerto de Vigo invertirá tres millones de euros en mejoras medioambientales dentro del proyecto Living Ports, financiado por la Unión Europea. La iniciativa ejecutará actuaciones a gran escala en dos localizaciones portuarias. La primera de ellas es una estructura de 310 metros cuadrados sobre la pared de la dársena de A Laxe, en el Muelle de Trasatlánticos, para facilitar la colonización de fauna y flora en el intermareal y donde se instalará un visor submarino, diseñado por el astillero vigués Cardama, que facilitará su observación. La segunda actuación consistirá en la instalación de 100 estructuras intermareales que proporcionarán una mejora en la estabilización costera creando simultáneamente nuevos hábitats y fomentando la biodiversidad en la zona. Las estructuras son una imitación de los arrecifes naturales hechos con un material de laboratorio de la empresa Econcrete, de Israel.

 Durante los tres años de duración del proyecto (2021-2024), la Universidad Técnica de Dinamarca liderará la monitorización estructural y biológica. Un equipo de expertos italiano evaluará, además, la reducción de contaminación acústica asociada con la proliferación de organismos marinos en los paneles.

 La Autoridad Portuaria de Vigo, presidida por Jesús Vázquez Almuiña, continúa así con sus acciones de Crecimiento Azul y reducción de impacto ambiental del programa denominado Peiraos do Solpor, en el que se integra este proyecto. La última fase de este finalizará con una actuación en la escollera de Bouzas. Se trata de varias estructuras, pantalanes y observatorios para fomentar el ecosistema costero y la divulgación de sus valores a la ciudadanía. Actualmente, se está redactando el proyecto de ejecución.

El Puerto de Vigo se enfrenta el reto de hacer compatible el carril bici con los astilleros

luis carlos llera

El Puerto de Vigo se enfrenta a una obra kilométrica que va a costar en total más de cinco millones de euros de los que más de tres millones se van a gastar en la milla de oro de la industrial naval. El proyecto del carril bici va a suponer un cambio importante en al movilidad ciudadana y una reducción de emisiones en la zona portuaria. Y la segunda fase de la obra es compleja por lo que afecta a toda la industria de Beiramar y no empezará por lo menos hasta final de año. El Puerto ha licitado un estudio con empresas de ingeniería para que el recorrido que sea menos lesivo para compatibilizar el disfrute de los ciclistas con la actividad industrial de la zona, que está plagada de astilleros, empresas auxiliares del sector naval, talleres y conserveras, entre otras compañías. Esto genera un gran movimiento de personas, grandes piezas y vehículos que tienen que entrar y salir de las instalaciones y transportar obreros y maquinaria. Y esto tiene que ser compatible con las bicicletas.

Seguir leyendo