Patrocinado por

Galicia llama a empezar antes a negociar las cuotas con el Reino Unido y a dar más voz a los países

E. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

XOAN CARLOS GIL

Critica que los cupos de Gran Sol se aprobasen a mediados de año

17 jun 2021 . Actualizado a las 04:47 h.

Si ya es difícil para una empresa planificar la actividad pesquera anual sabiendo sus cupos a finales de diciembre, cómo no será de complicado cuando la incertidumbre sobre las cuotas que tendrá se extiende hasta mediados de junio. Y eso es lo que este año está ocurriendo a las compañías que operan en Gran Sol, que aún hoy no tienen muy claro la parte que le corresponde de los totales admisibles de capturas (TAC) que la Comisión acabó de pactar la semana pasada con la Administración británica.

La Comisión, esa es otra. Acaba de lanzarse la consulta pública sobre las posibilidades de pesca para el 2022 y el Ejecutivo, aunque remarca los grandes avances en materia de sostenibilidad biológica, ya advierte que se necesita un esfuerzo mayor, sin pararse a medir las repercusiones socioeconómicas.

Fueron dos de los reproches que la conselleira de Mar, Rosa Quintana, verbalizó ayer, vía telemática, en Bruselas, en el marco del debate que la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo organizó sobre el futuro de las relaciones pesqueras entre a la Unión Europea y el Reino Unido tras el brexit.

Galicia cree que es preciso empezar a negociar con mayor antelación las cuotas de pesca para «dar maior seguridade e certeza á frota», de forma que pueda conocer sus cupos «cun prazo prudencial para organizar a actividade». Y, de paso, defiende que en negociaciones futuras se dé más voz y voto a los Estados miembros, más proclives que la Comisión a adecuar las cuotas de pesca «ás circunstancias dos caladoiros e das frotas e de evitar que se sente un precedente negativo de cara as seguintes negociacións».

En este sentido, Rosa Quintana lamentó que en el acuerdo entre el Reino Unido y la UE para este año se diese mucha mayor preponderancia a los aspectos medioambientales «e non se equilibren os económicos e sociais». Y en que en la mayor parte de los más de 70 stocks fijados, el TAC acordado fue el propuesto por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES). Ese decir, criterios biológicos puros, sin evaluar el impacto sobre la flota.

Claridad y transparencia

La representante gallega cree que claridad y transparencia deben tenerse como máximas dentro de la gobernanza de la UE. En este sentido, Quintana advirtió de que Galicia seguirá trabajando como si las cuotas se siguieran debatiendo entre los Veintisiete, «aportando datos e argumentos en defensa dos intereses da frota pesqueira».

La Xunta apuesta, dijo, «polo contacto directo con todo o sector pesqueiro». Prueba de esa postura es que en el seno del Consello Galego de Pesca se ha constituido un grupo de trabajo específico sobre el brexit, un órgano de asesoramiento que reúne a todos los agentes interesados en la pesca en Galicia.

Reclama el Comité Especializado de Pesca

El acuerdo que el Reino Unido y la Unión Europea firmaron la pasada Navidad para sentar las bases de su relación futura recogía la creación de un Comité Especializado de Pesca para, entre otras cosas, resolver disputas. Rosa Quintana cree que ya está tardando en conocerse su configuración, si es que ya está decidida, y que, a partir de ahora, tendrá que «encargarse de deliberar importantes cuestións para a actividade marítimo-pesqueira».