Patrocinado por

Golpe en España al tráfico de angulas: 27 investigados y 320 kilos incautados

Somos Mar REDACCIÓN

SOMOS MAR

XOAN CARLOS GIL

Uno de los arrestados ha ingresado en prisión provisional por sus numerosos antecedentes

15 jun 2021 . Actualizado a las 14:12 h.

Askea II-Lake es el nombre que la Guardia Civil ha dado a la última operación contra el tráfico de angulas en España. Su resultado ha sido detallado por la propia directora de la Guardia Civil, María Gámez, en la comandancia del cuerpo en Cantabria: y 27 personas detenidas o investigadas y 320 kilos de angulas incautadas, que podrían haber alcanzado en el mercado 650.000 euros.

Por primera vez, uno de los arrestados en la operación ha ingresado en prisión provisional, dado sus amplios antecedentes por los mismos hechos. Según explica Gámez, ya había sido detenido previamente hasta en tres ocasiones por parte de la Guardia Civil, pese a lo que continuaba operando ante los «grandes beneficios económicos que reporta el tráfico de esta especie hacia el sudeste asiático».

Decomisos en el aeropuerto

La mayor parte de las incautaciones que se han hecho en España se han llevado a cabo en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. A la terminal de carga de esas instalaciones llegaban las angulas vivas, en bultos a los que se aportaba oxígeno para que estas llegasen vivas a su destino asiático, donde serían engordadas para su posterior comercialización.

La Askea II-Lake arrancó, precisamente, a raíz de la interceptación de una partida de 88 kilos de crías de anguila y, a partir de ahí, se han desarrollado numerosos operativos contra esta pesca ilegal.

Que la directora de la Guardia Civil haya elegido Cantabria para dar cuenta de este golpe no es casual, sino que ha sido esa comunidad el escenario de una de las redadas más importantes de la operación y que fructificó con la detención e identificación de 17 personas. Es esta comunidad una de las más afectadas por este tipo de delitos, junto a Asturias y el País Vasco o Galicia, donde esta especie es tradicional.

La operación se desarrolló entre los meses de noviembre del 2020 y mayo del 2021 y, según Gámez, se enmarca dentro «de las acciones encaminadas al control de la pesca de la angula en sus zonas tradicionales de captura, como el área del Cantábrico; otras centradas en el tránsito a través de todo el territorio nacional y, por último, otras encaminadas a combatir el tráfico ilícito dentro del territorio nacional y de la Unión Europea».

Reintroducción en el medio natural

Las angulas decomisadas en la operación han sido reintroducidas en el medio natural, concretamente en el río Oyarzun (País Vasco) y en el Parque Natural del Delta del Ebro (Barcelona) con permiso de Transición Ecológica y la ejecución del Seprona. De esta forma, se consigue uno de los objetivos más difíciles en la lucha contra el tráfico de especies y el fin último en este tipo de operaciones, como es la total reintroducción en el medio de los especímenes intervenidos, contribuyendo así a mejorar su conservación a largo plazo.

El problema de la captura y exportación ilegal de angulas abarca a toda la UE, por eso la actuación de la Guardia Civil se enmarca en un operativo internacional en el que han participado 24 países europeos bajo la coordinación de Europol, y se ha detenido a 33 personas, fruto de las más de 58.000 inspecciones realizadas.