Patrocinado por

Quejas por la supresión de aparcamientos en los muelles de barcos de altura

l.c. llera VIGO / LA VOZ VIGO / LA VOZ

SOMOS MAR

Oscar Vázquez

Las obras del carril bici hacen que se pierdan más de medio centenar de plazas

12 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los armadores de Vigo se quejan de la falta de aparcamiento en los muelles de altura, enfrente del auditorio Mar de Vigo. Las obras de acondicionamiento del carril bici han provocado un retranqueo de la valla para cambiar una importante canalización que proporciona abastecimiento de agua corriente a toda la zona. La tubería de gran tamaño se ha movido unos cinco metros hacia el mar. Tendrá en esta parte dos metros y medio de ancho y estará separada de la calzada por una jardinera de 80 centímetros. A continuación, habrá una acera ancha para los peatones. Con esta reordenación resulta imposible aparcar en batería en el cantil de los muelles, que es el lugar donde estacionan muchos empresarios, tripulantes y personas que necesitan acudir a los barcos para realizar trabajos, como inspecciones, controles, reparaciones y tareas de suministro.

Muchos de estos trabajos requieren desplazamientos en vehículos con carga y ahora no va haber tanto sitio para aparcar. El gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores, Hugo González, estima que por lo menos se han perdido cincuenta plazas de aparcamiento que eran necesarias y se usaban de forma habitual. «Ahora no se va a poder aparcar en el cantil, solamente algunos vehículos autorizados y particulares», dice.

El Puerto de Vigo presentó ayer su solicitud formal para adherirse al pacto de Naciones Unidas sobre derechos laborales y medio ambiente. El presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, se refirió ayer al nuevo plan Blue Growth del Puerto de Vigo para el periodo 2021-2027, diseñado en base a la Agenda 2030, con los objetivos del European Green Deal, con el nuevo enfoque para una economía azul sostenible de la Comisión Europea, a través de dos líneas principales de actuación: la reducción de emisiones y la compensación y mitigación de CO2.

El máximo responsable portuario se refirió, además, al compromiso suscrito en el 2016 en Malta de reducir el 30 % de las emisiones (CO2, SOx y NOx) y alcanzar el 3 % de autosuficiencia energética para 2022, con el objetivo de ser un sumidero de carbono, algo que, según aseguró, «estamos a punto de lograr» al haber reducido un 27 % las emisiones tanto de la propia Autoridad Portuaria como de las empresas, porcentaje que se eleva hasta el 30 % si se tienen en cuenta las emisiones respecto al movimiento total de mercancías. «Este es el resultado de nuestro esfuerzo por luchar día a día contra el cambio climático».