viveiro / la voz

Noventa años lleva marcando el ritmo y el paso del tiempo el reloj que preside la cúpula de la Cofradía de Pescadores de Celeiro, y que es todo un símbolo. Una reliquia que forma parte del patrimonio histórico-pesquero de la localidad y que acaba de ser sometida a una importante y compleja restauración para que «futuras generaciones puedan seguir disfrutando de ella». Según destacan desde el órgano que preside Domingo Rey Seijas, «el desgaste generalizado obligó a contactar con una firma especializada» en obras de mantenimiento y reparación integral de este tipo de relojes. En ese sentido, desde la Cofradía quieren destacar la importante labor que ha desarrollado el maestro relojero viveirense Jesús Paleo, de Joyería Paleo, quien durante muchos años «todos los domingos del año por la mañana» acudía a la cofradía para dar cuerda al reloj, revisarlo y velar por su mantenimiento.

Los trabajos de reforma, que se han dilatado como consecuencia de la pandemia del coronavirus, han sido especialmente complicados puesto que ha sido preciso elaborar y ajustar piezas de sonería y movimiento, o reparar escapes, péndulo, palancas o minuteros, entre otros muchos mecanismos. De hacerlo se ha ocupado la empresa viveirense Lages Electrónica, integrada por ingenieros industriales, y que subraya el elevado valor patrimonial y artístico de un reloj mecánico que fue fabricado hace un siglo, en torno a los años 20, por la prestigiosa firma victoriana ya desaparecida Relojes Lecea y Murua (LyM), que fabricaba relojes y campanas. En el año 1931 fue instalado en la cofradía celeirense, y desde 1943 se encuentra en su ubicación actual.

El reloj de la Cofradía, una joya del patrimonio histórico pesquero
El reloj de la Cofradía, una joya del patrimonio histórico pesquero

Antonio Basanta, de Lages Electrónica, explica que la maquina posee, entre otros, unas pesas que cuelgan del reloj que está detrás de las esferas y que caen por todo el edificio hasta abajo. La cuerda dura «más o menos» una semana. Señala que algunos soportes estaban vencidos, por lo que fue necesario renovarlos.

Iluminación LED

Como colofón final, Lages ha instalado una nueva iluminación LED. En el 2016 la Cofradía había sustituido el armazón que sujeta la campana de bronce que corona la cúpula de la torre donde se ubica el reloj. La original era de hierro fundido, y ese año Talleres Cillero SAL fabricó una estructura ornamental de acero inoxidable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las horas vuelven a sonar en el histórico reloj de la Cofradía de Pescadores de Celeiro