Un grupo de 17 personas de Navantia Ferrol viaja a Australia para la fase final del Stalwart

Los trabajadores realizarán pruebas en los sistemas de combate y de comunicaciones, y se ocuparán del mantenimiento de los equipos


ferrol / la voz

El buque de aprovisionamiento en combate Stalwart, construido en Navantia Ferrol, navega desde hace dos semanas a Australia, con destino a la que será su base en Perth. Sin embargo, su partida no implicó el fin de este programa para el personal de la antigua Bazán. De hecho, un equipo formado por 17 personas viajará en los próximos días a las antípodas para acometer las tareas que tiene encomendada la empresa española en la fase final del buque.

Tendrán encargada, según explican fuentes de la compañía que preside Ricardo Domínguez, la realización de las pruebas de sistema de combate y sistema de comunicaciones. Estos trabajos se desarrollan en el país porque Navantia recibirá allí los equipos pendientes de instalar y de probar en el navío, actividades en las que además participarán empresas colaboradoras que determinará la Armada australiana.

Por ello, en esta delegación que viajará en los próximos días también se incluye personal dedicado al mantenimiento de los equipos del barco.

Una vez en el país, los trabajadores tendrán que guardar dos semanas de cuarentena, y de ahí que se marchen ahora, para coincidir con la llegada del buque con el período de aislamiento ya cumplido.

Posteriormente, en torno al 4 de julio, partirá un nuevo grupo, que será el encargado de llevar a cabo las auditorías y reuniones previas a la aceptación del barco por parte de la Marina. 

Varias semanas

Hasta alcanzar este proceso restan varias semanas, que son las que permanecerán los trabajadores del astillero ferrolano en Perth. Ya sucedió de forma idéntica cuando llegó al país el gemelo del Stalwart, el Supply, aunque este tiene su base en Sídney.

La relación de Navantia con este programa se extenderá al menos durante los próximos cinco años, ya que la Armada de las antípodas le contrató, además de la construcción en la planta de Ferrol, el mantenimiento de los dos buques de aprovisionamiento en combate.

«Una sola tripulación, un solo equipo, una sola familia», dice el capitán del barco sobre el personal que viaja a bordo 

Luke Hosking, capitán de la dotación contratada por la Armada de Australia para llevar el buque desde Ferrol a Perth -pertenece a la naviera Teekay-, subraya el buen ambiente que se respira a bordo. Son alrededor de veinte marinos de esa empresa y seis trabajadores de Navantia Ferrol. «La tripulación de Teekay y el equipo de Navantia tienen un espíritu positivo y realizan sus funciones con verdadera profesionalidad. Una sola tripulación, un solo equipo, una sola familia, a bordo de Nuship Stalwart», afirmó al respecto.

El barco abandonó la ría el pasado 20 de mayo. El día 4 de junio alcanzó la mitad del viaje, cerca de Sudáfrica, con olas de tres metros y vientos menos intensos. No obstante, un día después llegó al Cabo de Buena Esperanza, que se trata de un hito importante, por cuanto supone el punto en donde se cambia la dirección de la navegación. A partir de ahora, se enfrentan a la larga y hostil travesía de los Mares del Sur, sin puertos durante miles de millas.

«Utilizaremos el método de navegación ‘Gran Círculo', que nos permite aprovechar la curvatura de la tierra y reducir significativamente la distancia requerida para viajar a nuestro destino», explica el capitán, quien insiste, además en que no pueden navegar en la dirección sur, ya que se aproximan a la zona de invierno y pueden tener que enfrentarse a olas de hasta diez metros de altura. 

Un mes de navegación

Está previsto que el Stalwart arribe a su futura base en Perth un mes después de su partida de la antigua Bazán, en torno al 20.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un grupo de 17 personas de Navantia Ferrol viaja a Australia para la fase final del Stalwart