Un barco teledirigido para conocer el calado del puerto de A Pobra

El dispositivo, equipado con sistemas de GPS, rumbo y compensación, capta la información y la registra en un ordenador


ribeira / la voz

Las nuevas tecnologías constituyen un avance importante que facilita la labor cotidiana en muchos ámbitos y permiten realizar trabajos complicados de una manera segura y efectiva. Las aplicaciones son numerosas y abarcan cada vez mayor número de campos, como pudieron comprobar los observadores vecinos que el pasado viernes se encontraban en la zona portuaria de A Pobra.

Por sus aguas, serpenteando entre las embarcaciones y accediendo a espacios reducidos, un diminuto barquito amarillo navegaba dirigido desde tierra por un técnico provisto con un aparato de control remoto. Podría pensarse que se trataba de un divertimento, pero nada más lejos de la realidad.

La clave de que consistía en algo diferente a una atracción en una soleada jornada a las puertas del verano estaba a pocos metros de distancia del hombre que manejaba con desenvoltura este dron acuático, ya que en una improvisada mesa con un ordenador y otros equipos informáticos se encontraba otra persona que seguía muy atentamente lo que estaba aconteciendo.

El barquito en cuestión, de 1,50 metros, tenía el cometido de efectuar una batimetría. Es decir, un estudio de las profundidades del puerto de A Pobra para conocer con detalle cuál es su calado. De su manejo se encargaban los técnicos de una empresa catalana, Tecnoambiente, que ha sido contratada por Portos de Galicia para realizar estas labores en varias dársenas de competencia autonómica.

Un equipo de 200.000 euros

El equipo completo de este novedoso dispositivo tiene un coste de 200.000 euros. Entre las ventajas de este barco en miniatura destaca el hecho de que puede acceder a lugares en los que resulta inviable que lo haga una embarcación convencional.

Otra de los elementos a su favor es el transporte, ya que cabe en cualquier sitio y no tiene un peso excesivo. Una jornada de navegación por las aguas objeto de estudio es suficiente para recopilar la información precisa.

El dispositivo está perfectamente equipado con sistemas de GPS, rumbo, compensación y sonar. Siguiendo el rumbo trazado desde tierra recopila la información necesaria, captada por un ordenador, para detallar en un plano la profundidad existente en las distintas zonas.

El motivo de que estuviera en A Pobra se debe a que es uno de los puertos en los que la Xunta de Galicia tiene prevista la realización de un dragado. No es la única dársena de la comarca en la que están pendientes este tipo de labores, por lo que es muy posible que en las próximas jornadas pueda verse a este barco teledirigido surcando las aguas de otras localidades.

Todo apunta a que su utilización comenzará a extenderse, sustituyendo de esta forma el empleo de las embarcaciones convencionales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un barco teledirigido para conocer el calado del puerto de A Pobra