Patrocinado por

Tripulaciones de litoral de A Coruña reclaman ser vacunadas en fin de semana

E. A. REDACCIÓN

SOMOS MAR

PACO RODRÍGUEZ

Armadores de este puerto critican que apenas se haya convocado a los profesionales por barco, con lo que algunos han tenido que amarrar por falta de tripulantes, ni con la solución monodosis, lo que ocasiona trastornos por duplicado

04 jun 2021 . Actualizado a las 01:37 h.

El cambio de criterio de la Consellería de Sanidade con respecto a la vacunación de los marineros está causando importantes trastornos en la flota pesquera de litoral y cerco del puerto de A Coruña, denuncian desde la organización Pescagalicia.

Ya no es solo que buena parte de la tripulación de los barcos esté todavía a la espera de ser convocada para recibir la primera dosis, sino que, además, al estar llamando a los marineros para ser inmunizados por tramo de edad, ha vuelto a suceder lo que ya había ocurrido antes de que la Xunta obtuviese el visto bueno de Sanidad para convocar a los profesionales como colectivo esencial: que al ser llamados a destiempo hay algún barco que se ve obligado a amarrar. Eso era, precisamente, lo que se trataba de evitar y uno de los argumentos que empleó el Gobierno gallego para insistir a Madrid en la necesidad de recoger como esencial el colectivo de profesionales de la pesca y la marina mercante. Que ahora Sanidade cambie el criterio para el resto de las modalidades es, cuando menos, chocante.

Los profesionales del puerto de A Coruña no entienden que si en altura y gran altura se ha vacunado a los marineros por embarcación, no se siga el mismo criterio con litoral, cerco y bajura, puesto que, por más que se trate de barcos del día, prescindir de una persona porque ha sido convocada para inocularle el antídoto, también en estos segmentos de flota puede significar tener que amarrar el barco por falta de tripulación suficiente. Si se trata de un marinero es posible que pueda ser sustituido, pero si se trata de un mando, con lo que escasean, el amarre es seguro. Ha sido el caso del Segunda del Mar, que ha tenido que amarrar porque fue citado su patrón para recibir la segunda dosis. Porque esa es otra: a diferencia de la altura y a algún que otro segmento de población no les han inoculado la de una sola dosis.

Eso complica la situación, porque la parte de los marineros que ya han puesto la primera inyección están empezando ahora a ser llamados por la segunda, por lo que se espera una nueva oleada de amarres. «Necesitamos trabajar y no tener que paralizar la actividad por mitad de la semana», apuntan desde Pescagalicia. Por eso reclaman que se los convoque en fin de semana como, por otra parte han conseguido en Burela.

Los armadores de este puerto están muy molestos con cómo se han llevado las vacunaciones, porque apenas se han hecho convocatorias por barco y la mayor parte de los marineros han ido cuando le correspondía por su franja de edad.