El Gobierno aprueba un proyecto de Ley de Pesca Sostenible que el sector aún desconoce

Supondrá «un profundo cambio» y traerá «seguridad jurídica»

O.CAÑAS.POOL

redacción

Dice Luis Planas, ministro de Agricultura, que la Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, cuyo anteproyecto aprobó ayer el Consejo de Ministros, va a dar más «seguridad, estabilidad y rentabilidad» al sector. Y a este no le queda otra que hacer acto de fe, porque todavía desconoce la letra que viene después del título. Se la explicará hoy a la patronal Cepesca y a la Federación Nacional de Cofradías, que en reiteradas ocasiones manifestaron su preocupación por la falta de transparencia de un texto legal que viene a sustituir a una Ley de Pesca Marítima que ha quedado superada por los 20 años que le han pasado por encima. En el 2001, cuando fue aprobada, no existía el rendimiento máximo sostenible y mucho menos la prohibición de los descartes u otras medidas que se asocian a la sostenibilidad. Esa garantía de que los recursos se explotan a un nivel que permita su supervivencia en el tiempo es, dijo Planas, el primer objetivo del texto. Un principio transversal en toda la ley, que lo concibe en sus tres vertientes, pues busca «mantener los recursos biológicos, garantizar la rentabilidad económica de los pescadores y la cohesión social y el empleo en los pueblos y localidades costeras».

Gestión de cuotas

El ministro avanzó que la ley supondrá «un profundo cambio» para los 8.850 buques españoles -8.000 en activo-, motor de un entramado que mueve 15.000 millones de euros. En este sentido, Planas está convencido de que el texto proporcionará transparencia y seguridad jurídica al sector, pues ordenará la utilización de los totales admisibles de capturas (TAC), su gestión flexible y las transferencias de posibilidades de pesca entre barcos. Al mismo tiempo, clarifica los requisitos para acceder a la actividad, fijando condiciones para obtener la licencia de pesca, la inscripción en el registro de buques y la incorporación al censo de caladeros.

Lo de investigación pesquera que lleva por coletilla la Ley de Pesca Sostenible no está por casualidad. «Sin conocimiento científico no se puede hacer pesca sostenible», apunta Planas, y el texto legal introduce nuevos objetivos de investigación pesquera y oceanográfica, como la búsqueda de nuevos sistemas de explotación más respetuosos con el medio o el estudio del impacto socioeconómico de las medidas de protección biológica de los recursos.

Como novedad, Planas citó la gestión de los recursos genéticos pesqueros, que se regirá por las mismas normas que si fuesen peces. Apuntó, además, que se abordará la espinosa cuestión de la pesca recreativa -para la que plantea la posibilidad de crear un registro de aficionados como ya lo hay de profesionales- y calificó de fundamental la necesidad de reforzar el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno aprueba un proyecto de Ley de Pesca Sostenible que el sector aún desconoce