Patrocinado por

Cruceros por las islas del Miño con energía solar

Monica López Torres
mónica torres CERVEIRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Olá vida

El viaje en el barco diseñado en el Algarve que no hace ruido ni contamina cuesta 10 euros

29 may 2021 . Actualizado a las 08:39 h.

La empresa de ocio y turismo activo Olá Cerveira ofrece la posibilidad de disfrutar de la raia desde el Miño. El servicio multiplica su atractivo al poder subirse a un barco que navega con energía solar, en una experiencia distinta. «Es el primer barco solar en el tramo internacional. Lo encargamos especialmente a una empresa lusa del Algarve porque me gustó que sea un medio de transporte ecológico y sostenible», explica Agostinho Caldas, gerente de la firma.

Tras más de seis meses con todos los proyectos en dique seco por la pandemia, su barco electrosolar ha vuelto a surcar el Miño. «Retomamos la actividad a principios de mayo. La frontera abrió el día 1, pero hasta el 9 no se vieron gallegos en Cerveira», confirma Caldas mientras acompaña una de las salidas.

En esta embarcación se puede hacer el Crucero de las Islas. «Es un paseo muy tranquilo y relajante por las islas de A Boega y Dos Amores. Es un viaje sin el habitual ruido de motores o olores a gasolina en el que los pasajeros se sienten integrados en la naturaleza», señala el gerente de la empresa. Hay salidas casi diarias en esta temporada y el servicio se puede contratar con antelación a través de su web. El barco dispone de once plazas y para las expediciones han de contar con un mínimo de cuatro pasajeros si bien dan la opción de salir con menos personas si están dispuestas a cubrir los cuarenta euros. El precio del crucero es de 10 euros por plaza y, al tratarse de un barco que no hace ruido ni emite olores, es fácil poder ver de cerca las garzas y los patos reales que buscan refugio en esas islas, o las nutrias y escuchar todos los sonidos con mayor nitidez.

«La embarcación lleva paneles solares que captan la energía y la transfieren a las baterías que, a su vez, impulsan los motores», explica Caldas. No hay horarios fijos para las salidas, por lo que se pueden programar con antelación a través de la página info@olavida.pt.

El lunes volverá también a surcar el Miño el catamarán. La embarcación es totalmente distinta y, en este caso, la ruta se puede organizar casi al gusto del cliente. De hecho, aunque dispone de doce plazas más la del patrón, «hay muchas personas que lo contratan entero, en exclusividad», apunta la empresa. Ya han organizado hasta despedidas de soltero a bordo y, en época de pandemia, cuando la seguridad y el turismo de proximidad ganan terreno, la opción de poder disfrutar de un barco entero en familia o con un grupo de amigos adquiere aún más interés.

Tanto el recorrido que se hace como el tiempo que se emplea se consensúa con la empresa. «Hay unos 35 kilómetros navegables saliendo de Cerveira, hacia Valença o en dirección a la desembocadura. Pero el cliente también puede querer estar en un punto fijo, darse un baño o hacer surf», indica Caldas. Insiste en que las salidas se pueden planificar en función de lo que busque el cliente. El alquiler, con patrón, es de 200 euros por dos horas. A partir de ahí, el precio baja a 50 cada 60 minutos que se sume a la travesía y el barco tiene capacidad para doce pasajeros además de la tripulación.