Patrocinado por

Gondán bota un buque diseñado como «el más ecológico del mundo en su tipo»

s. s. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

El buque de apoyo a la instalación de parques eólicos marinos cuenta con helipuerto y puede alojar a 120 personas, 93 técnicos y 27 tripulantes
El buque de apoyo a la instalación de parques eólicos marinos cuenta con helipuerto y puede alojar a 120 personas, 93 técnicos y 27 tripulantes GONDÁN

De 88 metros de eslora, será propulsado por hélices cicloidales accionadas por motores eléctricos de imanes

26 may 2021 . Actualizado a las 09:14 h.

Construido para la armadora Edda Wind, a las cuatro de esta tarde se botará en Astilleros Gondán un buque de apoyo a parques eólicos marinos que ha sido «diseñado para convertirse en el más ecológico del mundo en su tipo». Con su casco de acero pintado de naranja, luce imponente en las instalaciones de Gondán en Figueras (Castropol) con sus 88,30 metros de eslora total (largo), sus 19,7 de manga (ancho) y sus 7 de puntal (alto). Se divisa desde toda la ría de Ribadeo un navío «de bajas emisiones» que, como explican desde Gondán, cuenta con un sistema de propulsión «verdaderamente innovador: dos hélices cicloidales accionadas por motores eléctricos de imanes permanentes».

Ahora funciona con un sistema de energía diésel y eléctrica, pero está preparado para alimentarse de hidrógeno, «con el ambicioso objetivo de operar con cero emisiones de carbono en el futuro», añaden desde Gondán en un comunicado. Las hélices cicloidales se diferencian de las convencionales porque son verticales y, en este buque, cada una se moverá con un motor de 1.900 kilovatios. Dispone de otras tres de maniobra en proa, con 1.300 kilovatios cada una. Y cada uno de los tres motores principales tiene 1.770 kilovatios de potencia. Con esos equipos puede desarrollar una velocidad máxima de unos 19 kilómetros por hora.

De su equipamiento, Gondán también destaca una grúa eléctrica de movimiento compensado de 5 toneladas y 33,5 metros, así como dos plegables, ambas de 1 tonelada y 12 y 20 metros. Especial mención hace el astillero de Castropol en la pasarela compensada con un radio de 20 a 30 metros y el ascensor para 26 personas que se empleará en la transferencia de personal. A todo eso se suma un helipuerto de 21 metros de diámetro.

Porque su misión será apoyar la instalación de parques eólicos marinos, además de la alta maniobrabilidad del buque, cuenta con 52 camarotes individuales y 34 dobles. De eso modo podrá alojar a 93 técnicos y 27 tripulantes. Con un peso muerto de 2.500 toneladas, está concebido para operar durante 30 días de modo autónomo y dispone de una superficie de 450 metros cuadrados para cargar en cubierta el material de los aerogeneradores u otros.

Se botará este miércoles, pero la entrega al armador está programada para el próximo año. Desde que salga hoy de Astilleros Gondán en Figueras, continuarán equipándolo y, después, tocarán las pruebas de mar.