La técnica constructiva del emisario submarino de la ría de Pontevedra será pionera en España

La Xunta aplicará a sistema que evitará daños al marisqueo durante la obra

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, la conselleira de Infraestruturas y la patrona mayor de Lourizán
El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, la conselleira de Infraestruturas y la patrona mayor de Lourizán

pontevedra / la voz

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, anunció ayer en Pontevedra que «nas vindeiras semanas» dará comienzo la obra del nuevo emisario submarino de la depuradora de Os Praceres. La dirigente autonómica explicó que la obra es todo un reto de ingeniería, porque hay que ejecutar los trabajos salvaguardando los bancos marisqueros y evitando problemas a las playas. La solución adoptada es pionera en España ya que la actuación del nuevo emisario, de 3,5 kilómetros de longitud será un proceso «supercomplexo», según lo definió Vázquez. La titular autonómica se reunió ayer con la patrona mayor de Lourizán, María del Carmen Vázquez, a quien expuso las líneas generales de la actuación de saneamiento. El nuevo emisario submarino es imprescindible, dado la reforma estructural que está ejecutando la Xunta en la EDAR.

El jefe del departamento de obras de la consellería, Daniel Hernáez, explicó que el emisario submarino consiste en dos partes. Por un lado está la realización de un túnel de 700 metros de largo, desde la depuradora hacia el interior de la ría, donde en la superficie marina conectará con la tubería que llevará el efluente de la EDAR hasta el centro de la ría para su dispersión a través de 650 metros de difusores.

En un principio se planteó el uso de una tuneladora convencional de escudo cerrado, pero según indicó Hernáez, sería un sistema que tendría bastantes inconvenientes. «Lleva una pendiente descendiente y sale a una determinada profundidad», que haría difícil el empalme de la cabeza de este túnel con la parte del emisario que irá sobre la superficie del lecho marino. Haría falta un volumen de excavación estimado de 40.000 metros cúbicos, un «agujero importante» que además afectaría al marisqueo a pie.

La Xunta aceptó las alegaciones de la cofradía de pescadores de Lourizán y modificó por completo la ejecución de la obra, lo que implicó que Augas aportase dos millones de euros más al presupuesto. Hernáez indicó que el sistema de trabajo que se adoptará en el proyecto constructivo es la primera vez que se aplica en España y que consistirá en «una mezcla de una perforación dirigida y una tuneladora con escudo cerrado». Esto permitirá que el punto de salida de la cabeza tuneladora se encuentre prácticamente sobre el lecho marino y solo se requerirían 20 metros cúbicos de excavación.

A la par que se ejecuta este túnel, que no tendrá con este sistema afección sobre el marisqueo a pie, se hará la soldadura de los tramos del emisario que irán descubiertos sobre el fondo del mar. Augas está negociando con Portos de Galicia el uso del puerto de Combarro para estos trabajos. Se hará un fondeo provisional en la ría y una vez terminada la ejecución del túnel se procederá a su unión.

Los difusores lanzarán el efluente en un ámbito de la ría de 28 metros de calado. Asimismo, se destacó que el emisario se ha diseñado teniendo en cuenta todo tipo de incidencias en la EDAR, de tal forma que no afecte tampoco a la calidad del agua en las playas, según los responsables de Augas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La técnica constructiva del emisario submarino de la ría de Pontevedra será pionera en España