La Eurocámara atiende las demandas de Galicia para la reserva del «brexit»

Compensará por la pérdida de cuotas en general, no solo en el Reino Unido


redacción / la voz

Cuando la Comisión Europea echó las cuentas de las pérdidas que en materia pesquera suponía la marcha del Reino Unido del club de los Veintiocho, hizo las partixas entre los afectados de los 600 millones que reservó para la pesca atendiendo a lo que cada uno capturaba dentro de aguas británicas, sin tener en cuenta lo que estos perdían en puntos como las islas Svalbard, las Malvinas o en aguas de Noruega. Así es que salía un resultado con diferencias tan abultadas como los 136,7 millones que separan la compensación a los Países Bajos (138,9) de la planeada para España, que apenas recibía 2,2 de los 600 millones de la reserva de ajuste del brexit para la pesca. 

Ese cálculo motivó airadas protestas por parte del sector pesquero español, de la Xunta de Galicia y de los eurodiputados gallegos, que enseguida se movilizaron presentando enmiendas para corregir un fondo de ajuste desajustado. Demandas que han sido atendidas en el informe de opinión elaborado por el francés François-Xavier Bellamy (PPE), al que en su día holandeses e irlandeses acusaron de actuar en beneficio de su país al sugerir cuestiones como las que planteaba Galicia. Así, por 18 votos a favor, 7 en contra y tres abstenciones, la Comisión de Pesca de la Eurocámara ha aprobado un informe que calcula la indemnización atendiendo al valor total de los productos pesqueros capturados en aguas británicas, pero también en las «de los territorios británicos con estatuto especial» y a «la disminución de la actividad pesquera en aguas fuera del Reino Unido afectada por el recorte de las posibilidades de pesca previsto en el acuerdo de comercio y cooperación», apunta el eurodiputado popular Francisco Millán Mon en un comunicado.

También los socialistas, por boca del gallego Nicolás González-Casares, ponente de ese grupo en el informe de opinión, mostraron su satisfacción por el cambio de criterio: «Las pérdidas por las cuotas recortadas no las sufre el sector de un país, sino que las sufren pescadores concretos, personas concretas, tripulaciones concretas; lo que hay que compensar son pérdidas concretas, y no ponderar si se producen en Dinamarca, en Irlanda, en Francia o en España. No se puede compensar a unos en perjuicio de otros», dijo González Casares.

Más dinero, más tiempo

Otra de las demandas gallegas que han sido atendidas por la Eurocámara es la necesidad de extender la vigencia del fondo de reserva del brexit por lo menos hasta julio del 2026, hasta cuando está asegurado el acceso a las aguas británicas. Asimismo, como pedía la Xunta, se aumentarán los fondos dedicados a la pesca, pues se prevé la posibilidad de engordar esa reserva de ajuste con los fondos no consumidos del actual Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Finalmente, otras actividades distintas a la pesca, como la acuicultura, podrán obtener también compensaciones por las pérdidas del divorcio.

Ahora, la decisión que se ha tomado en Pesca se votará en la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo. Y una vez que la Eurocámara en pleno fije su postura, comenzarán los trílogos, las negociaciones interinstitucionales con el Consejo y la Comisión para acordar una reserva de ajuste del brexit conjunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Eurocámara atiende las demandas de Galicia para la reserva del «brexit»