Patrocinado por

Urgen la vacunación de los marineros cuando el covid paraliza pesqueros

s. s. / a. Gerpe / A. Paniagua REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Igual que varios pesqueros gallegos, el mercante Prometheus Leader está paralizado en Vigo tras detectarse en su tripulación los primeros casos de la variante india en España
Igual que varios pesqueros gallegos, el mercante Prometheus Leader está paralizado en Vigo tras detectarse en su tripulación los primeros casos de la variante india en España Oscar Vázquez

Las cofradías gallegas censuran «a falta de consideración» de Sanidad

04 may 2021 . Actualizado a las 10:21 h.

Al comité de expertos que forma la Ponencia de Vacunas atribuyen desde el Ministerio de Sanidad el criterio de no considerar a los tripulantes de la pesca y la marina mercante prioritarios en la inmunización contra el coronavirus. Cuando al menos cinco pesqueros gallegos se han visto obligados a parar y a abandonar la costera del bocarte por contagios en sus dotaciones, la Federación Galega de Confrarías de Pescadores urge «a vacinación inmediata dos mariñeiros».

El presidente de la Xunta y la conselleira de Mar se dicen dispuestos a inmunizar desde Galicia a los tripulantes de la flota gallega si el Gobierno continúa sin atender su petición, la misma planteada por cofradías, organizaciones de armadores, navieras, sindicatos, asociaciones profesionales y el propio Instituto Social de la Marina (ISM).

Que esos trabajadores no pueden protegerse contra el covid-19 en el mar, y que si uno se contagia pueden enfermar todos sus compañeros, también lo prueba el mercante Prometheus Leader. El barco permanece paralizado en Vigo tras detectarse los primeros casos de la variante india en España, con al menos siete diagnosticados y cuatro hospitalizados. Un ejemplo de que las nuevas variantes entran por mar, de ahí que el jefe de servicio de microbiología del hospital vigués Chuvi, Benito Regueiro, abogue por vigilarlos. Con los diagnosticados en pesqueros se han doblado los casos que ya había registrados en Ribeira, poniéndolo en la cuerda floja.