«Basta xa» claman las cofradías al rebrotar el conflicto de la mejilla entre percebeiros y bateeiros

La federación de Pontevedra carga contra «a deixadez e a ineficacia» de Mar, responsabilizándola de «calquera tipo de enfrontamento», y el pósito de Aguiño también urge soluciones

Imagen de archivo de bateeiros extrayendo la mejilla que cultivan en sus criaderos flotantes
Imagen de archivo de bateeiros extrayendo la mejilla que cultivan en sus criaderos flotantes

REDACCIÓN/ LA VOZ

Quedaron en crear «santuarios» para el percebe, preservando zonas de la costa entre Cariño y A Guarda donde los bateeiros no podrían recolectar mejilla, la semilla del mejillón empleada para engordar en los criaderos flotantes. Sin que ese pacto de mínimos se plasmase documentalmente, la campaña de extracción de crías del molusco comenzó en diciembre y ahora se ha prolongado este mes. Se sucedieron los escarceos entre percebeiros y mejilloneros, pero en los últimos días han aflorado protestas de distintas cofradías, como la coruñesa de Aguiño. Las últimas, las de la federación de pósitos de Pontevedra, que clama «basta xa», en nombre de las cofradías de A Guarda, Baiona, Vigo, Cangas, Aldán, Bueu y O Grove. Atribuyen el rebrote «a deixadez e a ineficacia da Consellería do Mar para resolver o conflito», responsabilizándola «de calquera tipo de enfrontamento entre os dous bandos».

Manuel Rosas, presidente de las cofradías pontevedresas, se declara «enganado e defraudado ante as numerosas promesas incumpridas por parte da Consellería do Mar», que preside Rosa Quintana. Concluye que las «incontables reunións» durante los últimos años entre las cofradías que representan a los percebeiros, los colectivos de bateeiros y ese departamento de la Xunta «non valeron de nada, foron unha total perda de tempo». El conflicto de la mejilla sigue sin solución porque, según esa federación, la consellería se habría dedicado «a gañar tempo para así evitar ter que enfrontar o problema real e adoptar solucións». 

«Total arrase das zonas máis ricas de percebe»

Para los pósitos de Pontevedra, «os resultados desa deixadez da Consellería do Mar son un total arrase das zonas máis ricas de percebe do litoral pontevedrés». Se remiten a imágenes de «evidencias existentes respecto aos danos causados» en esta campaña para explicar su rechazo a la ampliación durante este mes de la campaña de mejilla en bancos naturales de gran parte de la costa gallega. Esa autorización «vén a por de manifesto a ausencia do necesario enfoque precautorio e a falla de rigor na xestión dos recursos por parte da Consellería do Mar», añade el comunicado difundido por la federación que preside Rosas.

En abril del año pasado, cuando se sucedían los enfrentamientos entre percebeiros y bateeiros en distintos puntos y solo las fuerzas de seguridad evitaban que llegasen a las manos, esos dos sectores y Mar pactaron ampliar a mayo y junio la recolección de cría de mejillón. A cambio creaban espacios protegidos, zonas «consideradas sensibles e polo tanto intocables para a extracción de mejilla». Esos «santuarios», prosiguen los pósitos pontevedreses, «significaban unha cativa porcentaxe» de la costa entre la desembocadura del Miño y el área coruñesa de Ortegal. A la «pasividade e a ineficacia demostradas pola consellería» atribuyen que la campaña ahora prolongada se desarrolle «sen limitación algunha de zonas, coa consecuencia dos graves danos causados a importantes bancos de percebe, nos que se deixaron zonas de rochas completamente limpas» de cría de mejillón y de percebe.

Modificar una norma «obsoleta»

Desde la federación que encabeza Rosas, reiteran que en los pósitos «non van en contra da extracción de mexilla», abogando por un entendimiento entre percebeiros y bateeiros. Se remiten a «boa relación e a concordia que sempre existiron en xeral entre ambos sectores produtivos», admiten que el objetivo de los recolectores de cría «non é o percebe», pero consideran «necesario recoñecer» que en determinadas zonas «danan inevitablemente o medio de vida do sector percebeiro».

En opinión de los pósitos pontevedreses, la norma que regula la recolección de mejilla para las bateas, «que data do ano 2000, está obsoleta, non se guía por criterios ambientais ou pola sustentabilidade da xestión dos recursos mariños e nin siquera está baseada en datos reais do estado das poboacións ou no impacto da actividade extractiva sobre o ecosistema». De ahí que aboguen por modificarla «en beneficio do ben común e sempre buscando un equilibrio para evitar damnificados».

Que Mar les busque empleo a los percebeiros

Proclaman su intención de «non renunciar nunca ás vías de diálogo, mais tampouco a que queden excluidas zonas» para la extracción de cría de mejillón. Apelan a Mar, «rogando que asuma á sua responsabilidade a prol da protección e a sustentabilidade do medio mariño». Y la emplazan a actuar con «maior implicación para resolver de xeito definitivo o conflito», planteándose incluso «ir a Santiago a entrega no rexistro xeral da Xunta os currículos de todas as percebeiras e percebeiros para que Mar busque para eles unha alternativa laboral» ahora que, según dicen, «se está a por en perigo o medio de vida do sector percebeiro».

Consultada la Consellería do Mar sobre las protestas de los mariscadores que se dedican a extraer percebe, en el momento de elaborar esta información no se había recibido respuesta.

Las dos caras de la mejilla

fernando molezún/ rosa estévez/ s. serantes
Bateeiros con la mejilla que extrajeron este martes en Punta Herminia, pese a la oposición de percebeiros, pero mediaron Gardacostas y Policía Nacional
Bateeiros con la mejilla que extrajeron este martes en Punta Herminia, pese a la oposición de percebeiros, pero mediaron Gardacostas y Policía Nacional

Bateeiros y percebeiros siguen en pie de guerra por la extracción de cría de mejillón

Aunque el diccionario de la Real Academia de la Lengua todavía no recoge esa acepción, la mejilla también es la cría del mejillón. Nace en rocas del litoral y es imprescindible para los bateeiros, que la recolectan raspándola. Abunda donde bate más el mar, donde también crecen mejor los percebes. Quienes los extraen cargan contra los cultivadores de ese bivalvo porque dejan las piedras peladas e influyen en la reproducción de ese crustáceo. Por eso colisionan y, pese a la tensión y la violencia verbal a lo largo de los años, en las últimas semanas no se han partido los rostros porque han intervenido fuerzas de seguridad públicas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Basta xa» claman las cofradías al rebrotar el conflicto de la mejilla entre percebeiros y bateeiros