El marisqueo en O Cunchido enfrenta a las mariscadoras de Vilaboa y Arcade

Mar abrió el banco ante el desacuerdo entre las cofradías sobre qué hacer


pontevedra / la voz

Nuevo enfrentamiento entre las cofradías de Vilaboa y de Arcade por la explotación de un banco marisquero, en un conflicto que obligó a la Guardia Civil a acudir al arenal de O Cunchido, en Santa Cristina, y que frenó la actividad durante buena parte de la jornada. Mientras los de Arcade consideran que está justificado que sus mariscadoras bajen el banco a trabajar, al tener el visto bueno de la Consellería do Mar, los de Vilaboa reclaman que se pare la extracción hasta que se recuperen los otros bancos del entorno, que sufrieron mortandad en invierno. Las mariscadoras de ambos pósitos se enfrentaron en la playa, unas para seguir trabajando y las otras para exigirles que parasen. Hoy está prevista una reunión con la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro para abordar este asunto.

Para entender qué pasó ayer en la ría de Vigo, hay que remontarse a marzo. Las lluvias persistentes y las crecidas de los ríos provocaron una caída en picado de la salinidad en los bancos, que conllevó una gran mortandad de bivalvos en muchos tramos litorales del fondo de la ría de Vigo. Los de Vilaboa, por ejemplo, no regresarán a las playas hasta otoño, en un intento de darle tiempo a los bancos a recuperarse.

O Cunchido es de explotación conjunta entre los dos pósitos. Ante lo sucedido en invierno, Vilaboa, que tiene a sus mariscadoras en cese de actividad, optó por mantener el cierre del banco. Arcade, sin embargo, considera que sí debería abrir este entorno.

Mar explicó que Arcade solicitó, «de xeito independente ante a falta de acordo coa confraría de Vilaboa», la reapertura de O Cunchido y se informó al otro pósito. Se comprobó el estado biológico del recurso y Mar concluyó que era «favorable» a su explotación. Se fijó «un tope diario de capturas por persoa que garante a futura explotación sustentable da especie por parte de todos os profesionais integrantes do plan». Se intentó en vano lograr el consenso entre las partes, «co obxectivo de buscar unha solución proporcional que atendese os intereses de cada unha das confrarías», según la Xunta.

Mar aprobó el trabajo de lunes a miércoles en O Cunchido y Larache y sostiene que se avisó por teléfono y por escrito a los dos pósitos, pero «por unha incidencia informática», Vilaboa no recibió el documento hasta ayer cuando ya habían bajado las mariscadoras de Arcade a la playa.

Así las cosas, cuando un grupo de Vilaboa recorría el litoral en tareas de vigilancia de los arenales frente a los furtivos, se encontró a 12 mariscadoras de Arcade en la playa. Entonces, llamaron a sus compañeras y se concentró un buen número en este tramo litoral. Los de Vilaboa reclamaron que se devolviese la mercancía al mar y los de Arcade esgrimieron el permiso de Mar y con la intervención de la Guardia Civil acabaron su jornada.

Desde Vilaboa, se insiste en que «o banco estaba pechado como os demais», criticaron que no se les avisase en tiempo y forma de su reapertura y señalaron sentirse «prexudicados» porque cuando las mariscadoras de este pósito regresen a la playa si Mar mantiene su decisión, se encontrarán que ya no habrá almeja. Por su parte, el patrón mayor de Arcade, Gonzalo Reinoso, se apoyó en el informe de Mar e incidió en que Vilaboa «non pode prohibirnos sacar» la cuota autorizada por la consellería.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El marisqueo en O Cunchido enfrenta a las mariscadoras de Vilaboa y Arcade