REDACCIÓN/ LA VOZ

Revolucionaron el lunes los puertos y lonjas de Burela y Celeiro, que sobresalen entre las grandes de Galicia, «inundándolos» de bocarte, buena parte de los doscientos cerqueros gallegos, asturianos, cántabros y vascos que localizaron un banco colosal de ese pescado azul frente a A Mariña, a la altura de la ría de Ribadeo. Largas colas de barcos se formaron durante todo el lunes en las dársenas burelense, sobre todo, y celeirense, esperando turno para descargar y vender abundantes capturas que profesionales del sector estimaron que podrían aproximarse a un millón de kilos. En su ruta migratoria anual, el bocarte avanzó en las últimas horas hacia el este y, tras él, la flota de cerco.

A las diez de la mañana de este martes faena concentrada frente a Avilés, en Asturias, como puede verse en la reproducción del mapa de MarineTraffic que indica la posición de los barcos por los sistemas de geolocalización que llevan a bordo. Todavía no se sabe qué queda del gigantesco cardumen de bocarte y, por tanto, tampoco cuál será el volumen de capturas de este martes.

La mayoría de los cientos de miles de kilos comercializados el lunes en Burela y Celeiro fueron adquiridos para fábricas, que lo destinarán a semiconservas de anchoa (bocarte fileteado con aceite y sal) o de boquerón (bocarte fileteado con aceite y vinagre). A la espera de confirmación sobre las cantidades desembarcadas el lunes en A Mariña, desde los puertos indicaron que cada kilo de bocarte se pagó a una media de alrededor de 2 euros. Para ese buen precio fue determinante el tamaño del bocarte, de entre 30 y 36 piezas por kilo, el que interesa a las conserveras.

Un colosal banco de bocarte concentra en A Mariña a todo el cerco del noroeste

s. serantes

La flota «inunda» las lonjas de Burela y Celeiro con casi un millón de kilos

No se recuerda en A Mariña lucense una concentración de cerqueros como la de este lunes, cuando casi toda la flota de Galicia y del resto del Cantábrico capturó cerca de un millón de kilos de bocarte, estiman profesionales del sector. Acudieron al localizar frente a la ría de Ribadeo un colosal banco de ese pez pelágico, más conocido por la anchoa en la que se convierte cuando se filetea y se elabora en semiconserva con aceite y sal, y llamado boquerón cuando se prepara con vinagre y aceite.

Tan gigantesco y abundante es el cardumen que desde mediodía decenas de cerqueros comenzaron a formar colas en el puerto de Burela, esperando para descargar y vender. A media tarde había alrededor de sesenta barcos en esos muelles, por lo cual parte de la flota se trasladó al vecino puerto de Celeiro, donde rondaban los cuarenta. A todos esos se sumaban varias decenas que seguían faenando frente a Ribadeo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La flota cerquera sigue al gran banco de bocarte hacia Asturias